Funcionarios de Nueva York piden ayudar a Puerto Rico

Una coalición de políticos y lideres empresariales solicitaron la acción federal para evitar el cierre del gobierno puertorriqueño.
Funcionarios de Nueva York piden ayudar a Puerto Rico
Rubén Días Jr., president del condado de El Bronx. FOTO: MARIELA LOMBARD

Nueva York— Ante el fantasma de un nuevo cierre gubernamental en Puerto Rico debido a la crisis fiscal, funcionarios electos de Nueva York y líderes empresariales de ascendencia puertorriqueña se unieron para pedir al gobierno federal que tome acción en favor de la isla.

La Isla del Encanto debe $73,000 millones a inversionistas, una cifra que duplica la deuda de $29,000 millones de Nueva York, el estado más comprometido económicamente. El presidente de El Bronx, Rubén Díaz Jr., de padres y abuelos puertorriqueños, urgió la ayuda para hacer frente a la débil economía de la isla, destacando que al problema se suma la disminución de la población y la decisión que tomó un juez federal, a principio de este mes, de impedir reestructurar su deuda a las agencias públicas de energía eléctrica, agua y carreteras.

“Este es el momento para actuar. No se puede retrasar más la acción federal para asistir a Puerto Rico”, dijo Díaz. “La carga financiera para el gobierno federal será enorme de no tomar previsiones ahora”.

Analistas estiman que Puerto Rico tiene una alta probabilidad de que caer en impago por los próximos dos años.

Díaz, junto con las concejales Carmen Arroyo y Anabel Palma, el senadores federales José Serrano y el senador estatal Gustavo Rivera, entre otros funcionarios, pidieron este viernes que se permita a las entidades municipales de Puerto Rico el acceso al Capítulo 9, un procedimiento en el proceso de bancarrota que otorga una protección legal a las ciudades endeudadas, como Detroit. La isla no tiene posibilidad acogerse al Capítulo 9 porno se un estado de la Unión Americana.

“Esta medida no costaría dinero al gobierno federal y ayudaría a crear un proceso ordenado de reestructuración de las agencias públicas con mayor deuda”, sostuvo Díaz.

Pero acreedores se oponen al Capítulo 9, por ello, los funcionario electos neoyorquinos están pidiendo la acción federal.

Durante la Cumbre Puertorriqueña/Latina de Negocios 2015, que es parte de los eventos del Desfile Nacional Puertorriqueño, los políticos boricuas también pidieron al gobierno federal aumentar las tasas de reembolso de Medicare y Medicaid para Puerto Rico, de cara a la falta de profesionales de la salud y servicios médicos en la isla.