Test: En el amor, ¿sabes dar y recibir?

Saber dar y recibir es fundamental para que una relación, no sólo de pareja, prospere
Sigue a El Diario NY en Facebook
Test: En el amor, ¿sabes dar y recibir?
Dar y recibir es una de las bases del amor.

Hay quienes cada día ruegan a la vida que las premie con una pareja, pero cuando un verdadero guerrero se anima a hablarles de amor, egoístamente sólo piensan en lo que recibirán y no en que también es necesario aprender a dar.

Enonces pregúntate qué estás buscando: una pareja con la que puedas compartir o alguien que te dé todo lo que crees que mereces. Toma lápiz y papel y descúbrelo.

1. Últimamente tu pareja habla con más frecuencia de la posibilidad de casarse y te ha preguntado cómo sería el anillo de compromiso de tus sueños, tú:
a) Hasta el de Lady Di te parece poco y le adviertes que quieres algo muy costoso y especial, así que si quiere que seas su esposa, tendrá que lucirse.
b) Le dices que preferirías alguno que fuera significativo para ambos, después de todo, tu mayor sueño es compartir tu vida con él.
c) Le preguntas de cuánto es su presupuesto para ver si tiene que ahorrar más o con eso puedes elegir uno digno de ti.

2.- Estás enferma y él te ha ido a visitar rápidamente para ver cómo sigues. Tú tienes varios pendientes en casa, así que:
a) Recuerdas el dicho de “A Dios rogando y con el mazo dando”, y mientras platican lo alientas para que resuelva tus asuntos.
b) Compartes tus preocupaciones y le pides ayuda, siempre que su tiempo lo permita.
c) Pides que por favor al día siguiente vaya con más tiempo para que te pueda echar una mano.

3.- Él ha conseguido un nuevo empleo donde le pagarán más. En cuanto lo sabes, tú:
a) Le sugieres que te ayude a pagar tus tarjetas de crédito, el celular y el mantenimiento de tu coche, ¿pues no que eran uno mismo?
b) Lo felicitas, pero en ningún momento supones que ese aumento es la extensión de tu sueldo.
c) Te sientes tranquila porque cuando sientas que la economía te ahorca, tendrás a quién recurrir.

4.- Ambos adoptaron un perrito y acordaron que aunque estaría en tu casa, cuando el pequeño peludo empieza a hacer de las suyas, tú:
a) Le llamas a tu novio para que se lo lleve y se haga cargo de él, ¿cómo lo cuidarás tú si apenas puedes con tu propia vida?
b) Hablas con tu chico para ver qué solución encuentran para ayudarlo a mejorar su comportamiento.
c) Le endosas la responsabilidad a tu familia mientras estás fuera de casa, y cuando llegas le llamas a él para que vaya por el perrito y lo lleve a pasear.

5.- Tu chico ha comprado unos boletos para el teatro, pero has oído que es necesario llegar con mucho tiempo de anticipación para entrar, cosa que odias, así que:
a) Le sugieres que se adelante, mientras tomas un café y que cuando ya esté al borde de la puerta te llame.
b) Piensas que compartirás con él, así que la espera no se te hará tan pesada y tienen tanto de qué hablar.
c) Te inventas que te aprietan los zapatos, para que te diga que vayas a sentarte y que él hará la fila.

Mayoría de A

Piensas de manera errónea que la responsabilidad de un hombre es proteger y darle todo a la mujer, pero no es así: en una relación de pareja ambos deben ser atentos uno con otro y poner todo de su parte para que lo suyo sea una verdadera convivencia. Si sigues por ese camino, lo único que conseguirás es tener relaciones muy breves, que duren lo necesario para que él se canse o bien, una en la que reine la codependencia, ¿en realidad eso quieres?

Mayoría de B

Sabes recibir lo que tu pareja te da de buena gana, pero no te quedas con los brazos cruzados: también sabes retribuirlo en atenciones y afecto. Asumes muy bien los compromisos que ambos adquieren y eres consciente de que para que una relación prospere es necesario el esfuerzo de los dos. Muy bien por ti, sigue conservando tu independencia y capacidad de amar y dar con equilibrio.

Mayoría de C

Tras esa actitud de chica buena, se encuentra la mano que mece la cuna, claro que tú no te ensucias ni tantito pidiendo directamente, pero sí sabes qué hacer para que él solito haga justo lo que estás esperando. ¿Hasta cuándo crees que te durará el gusto? Es recomendable que no subestimes a tu pareja y sí que te plantees si realmente quieres estar con él por la persona que es o si sólo te quedas porque ante tus ojos él es un ser moldeable, aunque en realidad, queda claro que te quiere.

– Masiosare Becerril

 Colaboración de Fundación Teletón México
“Sé responsable de tu destino”
celeste@teleton.org.mx