Fernando del Solar rompe a llorar en una entrevista (Vídeo)

El conductor se emocionó en el plató de ‘Raquel y Daniel’ al escuchar un tema de Patricia Sosa, y dijo que está dispuesto a luchar contra el cáncer
Fernando del Solar rompe a llorar en una entrevista (Vídeo)
Fer, emocionado, explica su primera reacción al conocer el diagnóstico de cáncer.

Fernando del Solar vivió, junto a su familia, una emotiva entrevista el viernes pasado en el programa ‘Daniel y Raquel’ del canal 13. A pesar de las lágrimas de emoción, dejó muy claro que se siente mejor que nunca del cáncer que padece y está listo para emprender una nueva etapa de vida. El pasado mayo se daba a conocer la ruptura de su matrimonio con Ingrid Coronadoquien aseguró que fue una decisión muy dolorosa pero necesaria para todos.

ENTÉRATE: Ingrid Coronado habló de su separación con Fernando del Solar

En la entrevista, acompañado por sus padres, quienes han viajado desde México para apoyarle en su enfermedad, diagnosticada en julio de 2012, el argentino relató cómo está llevando su enfermedad y cómo se encuentra actualmente.

“Duro es el camino y sé que no es fácil, no sé si habrá tiempo para descansar, en esta aventura de amor y coraje, solo hay que cerrar los ojos y echarse a volar”, dicen los primeros versos de la canción que conmovió a Fer y a su familia. Esto dio pie a hablar sobre la primera reacción que tuvo al conocer que tenía cáncer.

“Me acuerdo esa vez, estábamos en consulta ese día, el 12 de julio que me diagnosticaron era el cumpleaños de Ingrid; ese día, en el programa de Roberto Romagnoli me estaba entregando la conducción de La Academia y ese día, a las 12 de la noche iba a ir a ver al oncólogo (porque no habíamos conseguido cita) para que me dijera que tenía. Entonces fue una cosa de locos, una verdadera locura. Me acuerdo que el doctor hablaba y yo me hacía chiquito, chiquito, como que ya no quería escuchar más y lo único que quería era salir de ahí a gritar, a llorar…”, explicó emocionado.

Por otro lado, explica que cuando creyó tenerlo todo en la vida y que nada más le hacía falta es cuando llegó el ¡zas! del diagnóstico y se preguntó qué pasó y que hizo mal.

Finalmente, concluyó expresando que hoy se siente más esperanzado que nunca y que ahora tiene “muchísimas más cosas que dar que hace tres años, no las conocía o no las valoraba”.

?>