Mano dura contra fuegos artificiales ilegales el 4 de Julio

La Policía desplegará un plan de vigilancia contra el uso del los juegos pirotécnicos

NUEVA YORK – A poco para que se celebre el 4 de Julio, el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), alertó sobre los peligros del uso de fuegos artificiales  y recordó que durante las festividades aplicarán todo el peso de la ley a los infractores.   Carlos Gómez, jefe de Patrulleros, enfatizó que “no sólo son peligrosos, además son ilegales”.

La Uniformada anunció que desde este jueves hasta el sábado habrá 100 equipos recorriendo la ciudad buscando y confiscando la pirotecnia. Se revisarán vehículos sospechosos e inspeccionarán casas o sectores donde en el pasado se hayan detectado o denunciado la presencia de fuegos artificiales. “Se puede llamar al 311 para alertar su existencia o al 911 para denunciar la ocurrencia del uso ilegal”, precisó Gómez.

El oficial informó que se instalarán 50 cámaras en zonas donde se ha detectado ese tipo de actividad en el pasado, y recordó que, en los últimos tres años, se analizaron llamadas al 311 y al 911 para denunciar casos. “También habrá vehículos con grandes reflectores para descubrir el uso ilegal de esos fuegos en toda la ciudad”.

La Policía anunció que habrá muchos avisos de prevención los días previos al 4 de Julio alertando sobre la ilegalidad de los fuegos y promoviendo las denuncias. Además, habrá recompensas de $1,000 para lo que den pistas, las que se pueden ofrecer de manera anónima. Ya en las pasadas semanas, se distribuyeron afiches en todos los precintos policiales, en los negocios y en las escuelas tanto en español como en inglés.

El jefe de Patrulleros dijo que en las últimas semanas ha habido 35 decomisos de cientos de libras de fuegos artificiales y 49 arrestos.

Bomberos informados

Según datos del Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad de Nueva York (DOHMH), dados a conocer por el Departamento de Bomberos (FDNY), cada año, aproximadamente, 10,000 personas son atendidas por heridas relacionadas con fuegos artificiales en todo el país. Con frecuencia, la víctima no es el que acciona sino un espectador, y, casi la mitad, son niños menores de 14 años.

Estos explosivos pueden detonar en incendios forestales, así como en residencias, además de quemaduras en el cuerpo.

Las autoridades recordaron que cualquier persona que use, posea o almacene cualquier tipo de fuegos artificiales en los cinco condados puede enfrentar hasta seis meses de cárcel y una multa de $10,000 o ambas. Además puede enfrentar penalidades civiles.