Demandan a la Ciudad por fallar en el cuidado de niños

Según la Defensoría del Pueblo los menores pasan tiempos excesivos en los hogares de crianza sin ser adoptados o devueltos a sus padres
Demandan a la Ciudad por fallar en el cuidado de niños

El nombre de Elisa W. podría quedar en la historia, aunque así no se llame en realidad. Dejó a su madre biológica a los cuatro años y hoy, a los 16, sigue viviendo en un hogar de crianza. Ya perdió la cuenta del número de casas por las que ha pasado, pero sí recuerda las veces que fue abusada sexualmente, golpeada y privada de alimentos. Ahora la demanda “Elisa W. vs la Ciudad de Nueva York” intentará que casos como el suyo no se repitan.

“La Administración de Servicios Infantiles delega el cuidado tutelar en 29 agencias contratistas, pero consistentemente ha fallado en monitorear estas agencias, dejando a miles de niños languideciendo en el sistema sin un hogar permanente”, dijo la defensora del pueblo Letitia James, al presentar este miércoles la demanda. “Son vidas que están siendo arruinadas durante los años formativos más importantes y nuestra acción legal intenta poner fin a esta injusticia”.

La demanda acusa a la Administración de Servicios Infantiles de la Ciudad (ACS) y a la Oficina de Servicios Infantiles y Familiares del estado (OCFS) de causar daño irreparable a los menores, por no asegurarse de que se ofrezca apoyo efectivo y de buena calidad. Junto con Elisa, otros nueve niños que viven en hogares de crianza son parte de la demanda, sin embargo, la querella representa al total de los 11,137 niños y jóvenes que hoy están en el sistema. De éstos, un 31% serían de origen hispano.

De acuerdo a un informe presentado por James el lunes, cada año casi 1,000 jóvenes salen del sistema no porque sus casos son resueltos, sino porque llegan al tope de 21 años de edad. Ese fue el caso de Leonard, en la actualidad de 27 años, cuya vida afuera de los hogares ha sido marcada por los 16 años previos en que estuvo ahí. Recibió abusos mentales y nunca tuvo opción de ayuda psicológica. Al salir, comenzó a fumar marihuana y a tomar píldoras.

“El cuidado tutelar se supone debe ser temporal y seguro”, dijo la abogada Marcia Robinson Lowry, directora ejecutiva de Better Childhood. “Pero en Nueva York esto no es así. Los niños de Nueva York pasan en el sistema más tiempo que en la mayoría de los otros estados”.

De acuerdo a los demandantes, las fallas en el sistema provocan largos tiempos de espera antes de que los niños vuelvan con sus padres o sean dados en adopción, lo que a su vez deja a los menores en un estado de vulnerabilidad. En algunos casos los menores permanecen en hogares de crianza hasta 2 años, y se han reportado casos extremos de hasta 10 años.

A través de un comunicado ACS lamentó y criticó la demanda. “La Ciudad ha hecho grandes avances en reducir el número de niños en el sistema de acogida de 45,000 en los noventa a poco más de 11,000 en la actualidad”, dijo el vocero Christopher McNiff. “En los últimos 18 meses la Administración ha dado importantes pasos para hacer trabajo preventivo para mantener a las familias unidas y prevenir que los niños lleguen al sistema en primer lugar”.

Entre tanto, la abogada Tamara Steckler, quien está a cargo de derechos juveniles en la Sociedad de Ayuda Legal, también defendió a la Ciudad. “Esta demanda es presentada por abogados que nunca han representado a clientes del sistema de acogida de Nueva York. Sin embargo, creen que saben cómo arreglarlo, en un momento en que las estadísticas reflejan un récord de disminución”, dijo Steckler. “Estamos preocupados que este desarrollo limite el progreso que se ha logrado por quienes están trabajando por estas familias y niños”.  

RECUADRO

Largos tiempos de espera La ciudad de Nueva York tiene el 60% de los niños en el sistema hogares de crianza del estado, un total de 11,137 menores de edad.

Ellos pasan más del doble en el sistema de acogida que los niños en el resto del estado y del país: un promedio de 27.2 meses, mientras que el promedio de Estados Unidos es de 12.4 meses.

En tiempos de espera para adopción la Ciudad está última en el ranking: un menor espera 42.2 meses en promedio para tener una nueva familia, de acuerdo a la oficina de la Defensora Pública.