Toronto a escena, con un ojo en Río

Atletas de 41 naciones buscarán la gloria del oro y otros el boleto a los JO 2016
Toronto a escena, con un ojo en Río
El Rogers Centre lucirá hoy toda su majestuosidad para recibir a los atletas. /GETTY IMAGES

Este viernes se levanta el telón de los XVII Juegos Panamericanos en Toronto con la ceremonia inaugural que acogerá el Rogers Centre.

Unos 54,000 aficionados tendrán la oportunidad de presenciar el esplendor de la fiesta de apertura, que la televisión llevará a unos 380 millones de hogares del Hemisferio. En Estados Unidos, los Juegos serán televisados por ESPN Deportes.

Cuarenta y un naciones —una menos que en Guadalajara 2011— han registrado a 6,135 atletas para la “Fiesta de las Américas” que acoge Canadá por tercera ocasión y que culminará el domingo 26 de julio.

La mayor ilusión de los miles de atletas es subir al podio y dar gloria a su país… pero competirán con un ojo en Río de Janeiro, porque la cita americana reparte varios cupos para los Juegos Olimpícos del próximo año.

Como en ocasiones previas, durante 17 días de competencia en 36 disciplinas deportivas, potencias como Estados Unidos buscarán aumentar su lustre.

Aunque se espera que el anfitrión Canadá dará lucha por superar a USA, amo y señor de los juegos de la ODEPA, que en Guadalajara 2011 sumó 92 preseas doradas.

Parece un sueño imposible para los locales, pero cabe recordar que las dos veces que Estados Unidos fue relegado al segundo lugar en la tabla de medallas, los anfitriones fueron sus verdugos: los argentinos, en Buenos Aires 1951, en la primera edición de los Juegos Panamericanos, y los cubanos en La Habana en 1991.

En última instancia, Canadá buscará superar las 64 medallas de oro que conquistó como anfitrión en los Juegos de Winnipeg en 1999.

Y no hay que olvidarse de Cuba, que tratará de continuar como la segunda potencia continental, que la ha mantenido desde los Panamericanos de  Cali, en 1971, aunque dejó esa posición cuando destronó a Estados Unidos en la isla en 1991.

Hablando de potencias, hay que seguir la actuación de Brasil, el gigante sudamericano que acogerá las Olimpiadas de 2016, cita a la que quiere llegar entre los tres mejores del continente. Hace cuatro años, en Guadalajara, Brasil arrebató a Argentina el cuarto lugar.

México, que ganó 42 oros como anfitrión en 2011, buscará al menos 30 preseas doradas.

Colombia llega con metas altas; su ilusión es ubicarse al menos en el sexto lugar del medallero.

En fin, todos los deportistas aspiran subir al podio y llevarse a casa una de las 4,283 medallas encargadas a la Real Casa de la Moneda de Canadá, que confeccionó con metal de sus propias minas: cobre de Zaldivar,  Chile; plata, de Pueblo Viejo, República Dominicana; y el oro de Hemlo, en Ontario.