Saulo García: En mis funciones ocurre el milagro de la risa

El exitoso comediante colombiano recrea su vida como inmigrante

Saulo García, el exitoso comediante colombiano autor de los monólogos “El Insomnio Americano”, “La vida en los Esclavos Unidos” y “En la USA me quedé”, que retratan con humor, reflexión y en ocasiones denuncia, la experiencia universal de los inmigrantes. En septiembre celebrará 33 años de carrera artística.

En más de mil oportunidades, Saulo García ha vencido “el sustico de siempre”, sale del camerino  y ha subido a los escenarios para sacar risas, reflexiones y hasta lágrimas, de una vivencia universal: la migración.

“El Sueño Americano… el sueño americano es ese sueño que le agarra a uno cuando va manejando pa´ la casa después de trabajar 18 horas”, dice el comediante, y el público estalla en carcajadas. “El sueño americano no existe, es mentira, no existe, es un mito; porque uno viene a este país a sufrir… y el que no diga que no ha sufrido es un mentiroso… o un mafioso”, remata.

En esencia, la exitosa carrera del comediante colombiano (Marinilla, Antioquia, 1968) se basa en recrear su experiencia como inmigrante que a la vez refleja la de la gran mayoría: aquellos que tienen que ingeniárselas todos los días, hacer una y mil peripecias para subsistir a la soledad, a la escasez, al miedo… a veces buscando la risa en lugar del llanto.

Saulo García inició su trayectoria artística hace casi 33 años en su país participando en concursos de improvisación; durante 15 años fue integrante del dúo Los Marinillos con el nombre artístico de “El puntudo”, junto a Germán Carvajal (Campo Elías). En Estados Unidos se dio a conocer en el programa Los metiches de Univisión, de acuerdo con una reseña publicada por la revista People.

Una larga trayectoria

saulo4

En Miami fundó y dirigió el “Club del Humor”, en Sala Catarsis del Teatro Trail. Sus monólogos han sido presentados de forma ininterrumpida desde noviembre de 2004 en el teatro Repertorio Español, de Manhattan. El primero de ellos es “El Insomnio Americano”, que permaneció en cartelera hasta en 2010 en Nueva York. Acumuló cerca de 400 presentaciones. Luego vinieron “Al fondo a la derecha”, en junio de 2008, con 80 funciones; “La vida en los Esclavos Unidos”, en julio de 2011, con 200 funciones; “Entrada Gratis”, en 2012 con 120 funciones y “En la USA me quedé”, que lleva unas 50 presentaciones en la temporada actual.

Cada monólogo tiene sus particularidades, pero Saulo se centra en escribir sobre sus vivencias y entorno. “Más que un ejercicio profesional es una necesidad. Como migrante tengo mucho qué decir, por tal razón el 60 por ciento del contenido de mis comedias habla de la realidad de los hispanohablantes en los Estados Unidos. También hago reír abordando otros temas como en el caso de “Al fondo a la derecha”, humor limpio sacado de las experiencias de cualquier ser humano en distintos tipos de baños, o en “Entrada gratis”, donde abordo varios temas de la vida de la gente común”, expresó en entrevista para El Diario.

¿Es distinto el público latino en Estados Unidos que en sus países de origen? Saulo respondió que el público que no vive aquí necesita que se hagan algunos ajustes en el libreto para comprender mejor, pero siempre se ríen y lo aplauden igual.

La página de Facebook de Saulo García es muy frecuentada por sus fans y amigos. Frank Veloza dedicó unas palabras de agradecimiento: “No sé si bastará con un simple gracias por todo lo que haces por nuestra comunidad y para la humanidad. Usas tu talento basado en la inspiración de selectas victorias de tu vida…Dios te dio un don muy especial el cual usas para bien y para edificar a nuestra gente. Una vez más, gracias de corazón amigo, que Dios te colme de bendiciones y mucho éxito”.

Con el tema inmigrante más vigente que nunca, y siendo él mismo un inmigrante, Saulo García considera que su expresión artística nunca ha perseguido un objetivo político. “Lo que yo persigo es presentar buen material de humor sobre la vida, pero si siento que debo denunciar algo, lo hago sin temor. La comedia aunque no se lo proponga, siempre tiene una postura política y toma partido. La buena comedia también debe tener límites morales y éticos. No se trata de reírse de todo y por todo. Hacer chistes sobre cualquier cosa es muy fácil. Siempre busco hacer un material que nos ayude a redescubrirnos, que no solo nos toque la mandíbula sino también el corazón”, reflexionó.

Respecto al estancamiento de una reforma migratoria integral, dijo que siente “rabia y tristeza al ver cómo se juega con las ilusiones de millones de trabajadores que sólo quieren legalizar su estatus y aportar progreso a este país”. “Si el Presidente Obama no ha hecho todo lo que puede, los Republicanos mucho menos y la postura de Donald Trump es vergonzosa y francamente ofensiva”, espetó.

Añadió que en todas sus comedias hay por lo menos un minuto dramático, y que el público a veces llora con él.

Por ejemplo en “El Insomnio Americano” hay una canción llena de evocación y nostalgia cuando el migrante regresa a su país.  En “La vida en los Esclavos Unidos” hay un momento en un ascensor muy dramático. El migrante se siente solo, decadente y separado de su familia. Sus hijos se graduaron en su país, su padre murió y no pudo viajar.

“En la Usa me quedé” personifica a un abuelo que se quedó solo: un hombre que renunció a su sueño por el de sus hijos y ahora ellos solo lo visitan una vez cada año, en el Día de Acción de Gracias.

La reacción del público es el mejor premio para Saulo García. Usualmente, al finalizar las presentaciones, la gente lo espera para comprar sus DVD y pedir autógrafos.

“Me dolía la quijada de tanto reír”, “Hacía tiempo que no me reía como hoy”, “Salí con dolor de estómago”,”Todo lo que dijo es verdad”, “Me reí desde que entré hasta que salí”, “Jamás me había reído tanto”, son algunas de los comentarios. “En mis funciones el milagro de la risa sucede cada cuatro o cinco segundos, desde que empiezo hasta que termino”, añade García, con orgullo.

Es muy frecuente que alguien lleve a una persona que recientemente perdió un familiar, dice. “Al finalizar, siempre se me acerca y me cuenta lo lindo que fue ver cómo reía durante mi función. Historias como esa son mi mejor recompensa”, puntualizó.

Algunos reconocimientos

  • Premio Mejor Actor en el Festival de Teatro de Miami – Diciembre de 2011
  • Premio ACE 2011 (Asociación de Cronistas del Espectáculo de Nueva York).
  • Reconocimiento especial en la ONU (Organización de las Naciones Unidas).
  • Premio Colombia 2005  Miami, FL.
  • Premio Orquídea USA 2002  Miami, FL.

Espacio para improvisar

Saulo García conserva el libreto original de sus obras, pero confiesa que siempre le agrega porque acostumbra improvisar: mientras más presenta una obra, mayor es el tiempo de duración. “El Insomnio Americano ha llegado a durar 2 horas y media, sin intermedio. Lo mejor es que a los espectadores gozan tanto que les parece corto”, dijo.

 El arte de hacer reír

“No se trata de reírse de todo y por todo. Hacer chistes sobre cualquier cosa es muy fácil. Siempre busco hacer un material que nos ayude a redescubrirnos, que no solo nos toque la mandíbula sino también el corazón”

Migración y Trump

“Si el Presidente Obama no ha hecho todo lo que puede, los Republicanos mucho menos y la postura de Donald Trump es vergonzosa y francamente ofensiva”.

Enlaces

Vídeo de El Insomnio Americano:

https://www.youtube.com/watch?v=Rl3vjwfxnI0

Video de la crisis inmobiliaria:

https://www.youtube.com/watch?v=y-Hi2PBwA4U