Entrenador desaparece con $30,000 que pertenecían a equipo de baloncesto

Los adolescentes deberían estar compitiendo en Las Vegas ahora mismo
Entrenador desaparece con $30,000 que pertenecían a equipo de baloncesto
Team 12

NUEVA YORK – A un equipo promesa del baloncesto le han destruido sus sueños tras que desapareciera el dinero con el que iban a viajar a una competencia… Junto a su entrenador.

Según CBS2, los jugadores del equipo Team 12 de la liga AAU (Unión Atlética Novata), en East New York, deberían estar ahora mismo en Las Vegas compitiendo en un torneo.

Sin embargo, los jóvenes están pasando su tiempo mientras tanto en las canchas de Linden Park en Brooklyn porque su entrenador Karim Seabrook desapareció al igual que miles de dólares que estaba destinados al viaje de los chicos.

“Esta es la primera vez que él hace algo como esto”, dijo a CBS Jeremy Moronta.

Cerca de $30,000 se encontraban en una cuenta de banco para que el equipo de adolescentes de 14 años pudieran ir al torneo en Las Vegas. Según los padres, el entrenador comenzó a recolectar el dinero en febrero.

Seabrook se encargó de hacer todos los planes y reservaciones, pero el pasado sábado, desapareció.

“Cuando verificaron la cuenta, dijeron que estaba completamente vacía, él se llevó hasta el último dólar”, dijo el asistente del entrenador, Dimitri Jones.

Jones y el organizador del equipo, Shatia Burks, dijeron que descubrieron durante el fin de semana que Seabrook se había mudado. Ahí fue que descubrieron que el viaje a Las Vegas no existía.

Nunca registraron al equipo para el torneo”, dijo Burks.

La peor parte para los oficiales del equipo fue decirle a los padres y a los niños. Para los padres, el trago más amargo es sentir que Seabrook les robó en más de una forma.

“Es difícil saber que (los niños) pudieron estar ahí afuera jugando, siendo observados por cazatalentos“, un padre dijo a CBS.

El equipo debió haber partido hacia Las Vegas el martes pasado.

Algunos padres presentaron una querella criminal contra Seabrook, pero las autoridades indicaron que es un asunto civil y que la policía no puede intervenir.