Las víctimas silenciosas de la inseguridad en México

Los negocios también sufren la inseguridad y la violencia en México
Las víctimas silenciosas de la inseguridad en México
Muchos empresarios consideran que hacer una denuncia es una pérdida de tiempo.

MÉXICO

El director general de la minera canadiense Rob McEwen, dio todos los detalles del robo de oro en Sinaloa que le costó 8.5 millones de dólares en abril pasado. Que eran al menos ocho hombres encapuchados “fuertemente armados”, que detuvieron a algunos empleados y se llevaron un concentrado del metal equivalente a un mes de trabajo y que para hacer negocios en esa industria hay que contar con el permiso de los cárteles de la droga.

“Si quieres explorar algún sitio tienes que preguntarles”, dijo sin pelos en la lengua a la televisora canadiense Business News Network.

McEwen se sumó así al grupo de hombres de negocios que hablan de la corrupción, la impunidad y la violencia en México desde fuera del país. Otras compañías prefieren cerrar de manera silenciosa o con el menor escándalo posible frente a eventos de inseguridad que los rebasa por mucho y a los que hacen frente a través de breves y poco precisos comunicados de prensa.

Lee también:

Minera admite su ‘buena relación’ con los carteles de Sinaloa

Detienen a presuntos colaboradores del narco por extorsión a mineros

Crimen organizado noquea a Coca Cola en Guerrero

Coca Cola, por ejemplo, sólo emitió un comunicado para anunciar que dejaba atrás tres de sus plantas y distribuidoras en Guerrero en este año; la Universidad del Valle de México que cerró dos de sus campus en Tamaulipas sólo informó a través de su área de enlace institucional, que “no pueden poner en riesgo a ninguno de los miembros de nuestra comunidad”.

Lo cierto es que cientos  de empresas trasnacionales y locales, pequeñas y medianas, han clausurado en los últimos meses del año ante la persistente violencia contra de éstas a pesar de la creación de la Gendarmería, un grupo especial de atención a áreas productivas.

En 2015, oficialmente, el Sistema de Información de Empresas de México tiene una contabilizadas la clausura de 1,900 negocios en Tamaulipas; la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, habla de1,300 cierres en Guerrero, y en algunas otras zonas aunque no hay cifras exactas sí reportes constantes como en Michoacán, Veracruz, Durango y el Estado de México.

La Encuesta Nacional de Victimización de las Empresa reportó sobre la inseguridad y la impunidad contra empresas  en todo el país desde 2013. Entre los más de 30,000 negocios encuestados en ese año que fueron blanco de robo,  asalto a mercancías, extorsión y fraude, el 88% reconoció que no presentó una denuncia ante el ministerio público porque lo considera una pérdida de tiempo o no tiene confianza en la autoridad.

Golpe a la educación

El 10 de febrero fue un gran día para las fuerzas del orden que operan en el fronterizo Tamaulipas. Fernando Vázquez Mendoza, un sicario fanfarrón que se paseaba por los municipios de Reynosa y Nuevo Laredo con 100 hombres a su mando fue capturado con todo y armas, cargadores y cartuchos.

Aquel día fue, al mismo tiempo, un día negro para los 700 miembros de la Universidad del Valle de México en el campus Nuevo Laredo porque las autoridades anunciaron el cierre del campus. “Por ahora, nuestra prioridad es proteger la seguridad de toda su comunidad académica y administrativa”, advirtió la institución inmersa en una batalla de las bandas del cartel del Golfo, los Zetas y las autoridades.

La embestida había apretado desde mucho años atrás, pero a principios de 2015 tuvo una racha a la alza entre asesinatos, extorsiones y una persistente censura a la prensa local que poco reportó de los hechos, incluso del cierre temporal que el 14 de enero anunció la UVM y antecedió a la clausura definitiva tanto en Nuevo Laredo como en Reynosa.

“No sé que voy a hacer ahora”, dijo desde el anonimato un estudiante de comunicación a una televisora nacional.

El drama de las minas

Al coordinador de minería de la Secretaría de Economía no tuvo otra que reconocer que hay robo y cobro de derecho de piso a las empresas mineras que operan principalmente en cuatro estados del país: Durango, Guerrero, Michoacán y Zacatecas tras el anuncio del cierre de la minera Belga Nyrstar en Arcelia, un municipio de la Tierra Caliente del sur del país en febrero.

Tres meses atrás,  la compañía que en 2014 extrajo en la zona 22,000 toneladas de zinc; 3,700 onzas de oro y 902,000 onzas de plata, evaluaba su situación en la región fronteriza entre Guerrero y Michoacán, donde daba empleo directo e indirecto a 2,500 familias. “La producción se ha visto interrumpida intermitentemente por cuestiones relacionadas a la seguridad en la región”, concluyó al final de cuentas.

Las cifras

– 8, 500 millones de dólares cuesta a las empresas en México la inseguridad.

– Sólo el 15% de los delitos contra empresas son denunciados. Y sólo el 57% de estos casos iniciaron una averiguación previa.

– Los principales delitos son robo, asalto a mercancía, extorsión, fraude y robo parcial.

– Los estados con mayor número de extorsiones son Guerrero, Estado de México, Tamaulipas y Nuevo León.

– Los sectores más golpeados son: la industria, los servicios y el comercio.

FUENTE: Encuesta Nacional de Victimización Empresarial 2014.

 MÁS NOTICIAS DE MÉXICO