Obama hace bromas sobre la música “rap” pero habla en serio a estudiantes universitarios

  Rapero Wale ofrece actuación gratis en la Casa Blanca 
Obama hace bromas sobre la música “rap” pero habla en serio a estudiantes universitarios
Foto: White House

Washington.- El presidente Barack Obama confesó este jueves que es pésimo para cantar música “rap” pero, bromas aparte, pidió a los jóvenes no desanimarse porque, pese al racismo y la desigualdad, EEUU es “una nación de oportunidades”.
Obama apareció por sorpresa en el Salón Este de la Casa Blanca, poco antes de la actuación del rapero Wale ante más 130 jóvenes invitados a una “cumbre” sobre cómo vencer obstáculos y prepararse para una carrera universitaria.
“Mi habilidad para cantar rap es terrible. Es algo que no puedo hacer, aunque me gusta el rap”, admitió Obama al final de su discurso, interrumpido por aplausos.
El mandatario pidió a los jóvenes no desanimarse y perseguir sus sueños, pese a las frustraciones que sientan.
“La intención de la Cumbre para Vencer Obstáculos es recordar que aún cuando las cosas se ven difíciles y haya frustraciones reales en términos de la desigualdad y el racismo, y existen barreras… esta sigue siendo una nación de oportunidades”, dijo Obama.
Arrancando aplausos y risas, Obama les recordó que si un chico como él, nacido en Hawaii y con ese nombre, pudo alcanzar la presidencia de EEUU, y una joven nacida en el sur de Chicago se convirtió en primera dama, “no hay nada que ustedes no puedan hacer”.

Ejemplos de superación personal
El rapero Wale, ganador de un Grammy, por su parte, dijo en un panel antes de su actuación que al principio no tomó en serio los estudios universitarios -de hecho quería ser futbolista de la NFL- pero que, al final, aprendió la importante lección de la superación personal.
Entre los más de 130 invitados figuró Manuel Contreras, hijo de inmigrantes mexicanos que cursará en otoño su último año en la Universidad Brown, donde fundó una red para estudiantes universitarios de primera generación, y ofrece consejería a otros jóvenes latinos.
El primero en su familia en ir a la universidad, Contreras dijo en un blog difundido por la Casa Blanca que al principio se sentía desubicado y afrontaba desventajas frente a estudiantes de familias ricas y con mejor preparación.
“Porque logré conectarme con otras personas que compartían mi experiencia y la superaron, así como con otros profesores y consejeros que hicieron lo imposible por ayudarme, he aprendido a sentirme cómodo frente a la incertidumbre. Por eso estoy en la Casa Blanca hoy… para ver cómo podemos ayudar a más estudiantes como yo para que tengan una transición exitosa en la universidad”, explicó.
La labor de Contreras es importante, tomando en cuenta que, según la Asociación Hispana de Colegios y Universidades (HACU), sólo el 37% de los latinos en secundaria entre 18 y 24 años de edad se inscriben en universidades, en comparación con el 40% de los negros y el 49% de los blancos.  Se calcula que de todos los latinos que asisten a universidades, cerca de la mitad son los primeros en su familia en hacerlo.
La cumbre fue organizada por la primera dama, Michelle Obama, para ayudar a los jóvenes a hacer la transición de la secundaria a la universidad, con la meta de que la educación no se vea como algo pasado de moda y vuelva a hacer popular entre ellos.