¿Un trabajo extra para financiar la jubilación?

¿Cómo hacer para incrementar el saldo de sus cuentas de jubilación? Ahorrar más
¿Un trabajo extra para financiar la jubilación?
Son muchas las maneras en que puede ahorrar un poco más en su fondo de jubilación.
Foto: Shutterstock

Usted ha leído numerosos informes acerca de la falta de preparación financiera del estadounidense promedio para la jubilación. Si necesita incrementar sus ahorros, una de las mejores estrategias que puede emplear durante su carrera laboral puede ser conseguir más trabajo.

Según la Reserva Federal, la mayoría de los estadounidenses que invierten para ahorrar para la jubilación tiene un saldo promedio en la cuenta de apenas más de $103,000, suma que claramente no alcanza para financiar una jubilación. A una persona de 65 años con un saldo en la cuenta de jubilación de $148,900 que retira el 4% de ese saldo al año (un porcentaje habitual de retiros) le quedan menos de $500 al mes en el bolsillo. Incluso con el Seguro Social y quizás una pensión, tendrá que reducir el gasto considerablemente para que sus ahorros no se extingan durante su jubilación.

¿Cómo hacer para incrementar el saldo de sus cuentas de jubilación? Ahorrar más. Es más fácil decirlo que llevarlo a la práctica: a muchas personas no les sobra nada de dinero después de pagar sus gastos y aquellos que tienen fondos excedentes solo pueden guardar ese tanto. Sus cuentas de jubilación individuales tienen límites de contribución.

Si usted tiene menos de 50 años, solo podrá aportar $5,500 al año a una cuenta de jubilación individual tradicional o Roth (si tiene más de 50 años, podrá ahorrar unos $1,000 más). De igual manera, si tiene menos de 50 años solo podrá aportar $18,000 al año al plan 401(k) patrocinado por su empleador, y $6,000 adicionales si tiene más de 50 (estos límites del plan 401(k) son adicionales a la contribución de equiparación de su empleador).

Una posible alternativa para incrementar el ahorro para su jubilación es generar ingresos mediante un trabajo por cuenta propia, desde brindar servicios de consultoría hasta ser conductor de Uber. Usted declara este ingreso en el Formulario 1099-MISC del Servicio de Rentas Internas, denominado “Ingresos varios”.

En ocasiones, puede generar ingresos declarables en el Formulario 1099 fuera de su horario de trabajo y generar más ahorros para la jubilación. Sin embargo, el aspecto más importante es que ese ingreso le permite acceder a planes de jubilación exclusivos como el plan 401(k) individual, también denominado plan 401(k) independiente, de un participante o familiar, o a una cuenta de jubilación individual con un plan de pensión simplificada para empleados (SEP).

Estos planes le permiten ahorrar mucho dinero en cuentas de jubilación con beneficios impositivos, hasta $53,000 en 2015 si tiene menos de 50 años, con contribuciones de equiparación adicionales a un plan 401(k) individual si tiene 50 años o más.

Si obtiene ingresos declarables en el Formulario 1099, un plan 401(k) individual le permite aportar fondos con diferimiento de impuestos a su cuenta de jubilación, tanto en carácter de empleado como de empleador. Como empleado, podrá aportar el importe inferior entre sus ingresos o $18,000, el límite de contribución al plan 401k ($24,000 si tiene más de 50 años). Además, como empleador podrá aportar hasta el 25% de sus ingresos.

Su contribución total como empleado y como empleador no puede superar los $53,000 este año ($59,000 si tiene 50 años o más), según las reglas del Servicio de Rentas Internas.

Supongamos que tiene 55 años y su empleo principal no le permite ahorrar dinero, pero genera $30,000 en concepto de ingresos declarables en el Formulario 1099. De este ingreso, usted puede aportar $24,000 a un plan 401(k) individual en carácter de empleado y $6,000 adicionales en carácter de empleador (ya que $6,000 es menos del 25% de $30,000). Usted también puede ahorrar para la jubilación en una cuenta con diferimiento de impuesto, lo que, a su vez, impide que se incrementen sus obligaciones impositivas anuales.

De todos modos, deberá pagar las cargas sociales, que constan de las contribuciones al Seguro Social y a Medicare. Como empleador y como empleado, usted deberá pagar el importe total de ambos impuestos (lo que se conoce como impuesto al trabajo por cuenta propia), que asciende a un total del 15.3%, una tasa por lo general más alta que la que paga sobre su ingreso habitual. Asimismo, tendrá que estimar y presentar la declaración de impuestos que gravan sus ingresos declarables en el Formulario 1099 todos los trimestres.

Si usted no tiene intención de ahorrar semejante suma, es posible que un plan de pensión simplificada para empleados sea una mejor alternativa. Si bien no podrá efectuar la contribución de $18,000 en calidad de empleado, sí podrá efectuar la contribución del 25% de sus ingresos declarables en el Formulario 1099 en calidad de empleador.

Un plan de pensión simplificada para empleados es un poco más fácil de crear y de mantener que un plan 401(k) individual, y también le permite efectuar la contribución total como empleado al plan de jubilación de su empleador principal y, a su vez, aportar el 25% del ingreso declarable en el Formulario 1099 al plan de pensión simplificada.

– Lon Jefferies/AdviceIQ

Siga a AdviceIQ en Twitter en @adviceiq.
Lon Jefferies, CFP, MBA, es asesor de inversiones en la empresa de planificación financiera por honorarios Net Worth Advisory Group  con sede en Sandy, Utah. Puede encontrarlo en TwitterLinkedIn y Google+. Contáctese con él telefónicamente al (801) 566-0740, o escríbale a lon@networthadvice.com.
AdviceIQ publica artículos de calidad sobre finanzas personales, escritos por asesores financieros y editores de AdviceIQ. Clasifica a los asesores de su área por especialidad, incluyendo a pequeñas empresas, doctores y clientes de recursos modestos, por ejemplo. Aquellos que registran el mayor número de clientes en una determinada categoría de especialidad se clasifican en los puestos más altos. Asimismo, AdviceIQ examina los asesores clasificados de modo que sólo participen aquellos con historiales reglamentarios impecables. AdviceIQ fue lanzado el 9 de enero de 2012 por ejecutivos, editores y tecnólogos experimentados de Wall Street. En este momento, los inversionistas podrán ver muchas clasificaciones de asesores, si bien en algunas áreas se clasifican solo unos pocos. Consulte la clasificación con frecuencia, ya que miles de asesores son en este momento analizados por AdviceIQ. Aparecen nuevos asesores clasificados a diario.