Pedro Martínez entre los inmortales

Fiesta en República Dominicana y Cooperstown por la entronización del pequeño gigante
Pedro Martínez entre los inmortales
Pedro, el único latino en recibir tres premios Cy Young, ingresará con la gorra y jersey de Boston, / Getty Images

Pedro Martínez recibe este domingo el más alto honor: ser entronizado en el Salón de la Fama de Cooperstown, donde ya se encuentra su compatriota Juan Marichal, otro lanzador, desde hace 32 años.

Pedro empezó a forjar su camino a la grandeza desde el comienzo de su carrera, con los Dodgers, donde tuvo un paso efímero; se estableció como un grande con los Expos de Montreal; se consagró con los Medias Rojas de Boston; volvió a la Liga Nacional con los Mets de Nueva York, y cerró su carrera de 18 temporadas en la Grandes Ligas con los Filis de Filadelfia.

LEE: Pedro ‘El Grande’ Martínez a través de los años

Ingresará con la gorra y jersey de Boston, donde conquistó la mayor gloria.

Pedro dejó marca de 219-100 y 2.93 de efectividad; 3,154 ponches, contra 760 boletos; 1.054 WHIP; promedio de 10.04 ponches por 9 innings lanzados, tercero en la lista de todos los tiempos.

Pedro es el único latino en recibir tres premios Cy Young: uno con Montreal (1997) y dos con Boston (1999 y 2000); en 2004 ayudó a los Medias Rojas a ganar su primera Serie Mundial después de 86 años.

Tuvo ocho apariciones en el Juego de Estrellas, una triple corona de pitcheo de la Liga Americana, y es el único lanzador hispano con sobrepasar los 3,000 ponches, se fue con 3,154, 13 en la lista de todos los tiempos.

Pedro compensó su estatura de 5 pies 11 pulgadas, pequeña para un lanzador, con una combinación de cuatro lanzamientos: recta, curva, cutter y changeup… y el corazón de un gigante.

Hay que destacar que Pedro se hizo grande en una era en que los esteroides se usaban de forma rampante.

Pedro es el séptimo pelotero hispano nacido fuera del territorio continental de Estados Unidos que llega al Salón de la Fama por votación de la Asociación de Escritores de Béisbol. Los otros son: el puertorriqueño Roberto Clemente (1973), Marichal (1983), el venezolano Luis Aparicio (1984), el panameño Rod Carew (1991), el cubano Tony Pérez (2000) y el boricua Roberto Alomar (2011).

El puertorriqueño Orlando Cepeda ingresó por decisión del Comité de Veteranos del Salón de la Fama (1999); y los cubanos Martín Dihigo (1977), José Méndez (2006) y Cristóbal Torriente (2006), fueron electos por un Comité Especial de las Ligas Negras.

¡Honor a un grande!