Tiempo para descansar

Tiempo para descansar
Todos necesitamos tiempo para descansar, relajarnos y refrescarnos. /ARCHIVO

Esta es mi confesión: no sé cómo relajarme y descansar. La idea de estar sin nada que hacer es aterradora. Siempre necesito tener un libro, una revista o un juego cerca porque temo estar sin hacer nada.

Yo me aseguro de nunca tener tiempo de inactividad. Cuando estoy en el autobús o el metro puede ser tiempo de inactividad, pero me pongo a revisar mi correo electrónico. Cuando espero en el carro mientras mi marido hace diligencias puedo estar sin hacer nada. Podría sentarme allí y observar el mundo que me rodea. Podría tratar de gozar la belleza del verano en la ciudad. Pero no. Yo saco mi teléfono y me pongo a jugar o saco un libro para leer.

Nada de esto es bueno. Todos necesitamos tiempo para descansar, relajarnos y refrescarnos. Es importante hacer esto con el fin de volver al trabajo con nuevo vigor, energía y creatividad. Si no construimos en nuestra vida esos momentos de descanso nos encontramos cansados e inútiles para todos, no sólo para los compañeros de trabajo, sino también para nuestra familia.

Así que durante mis próximas vacaciones no voy a revisar mi correo electrónico. No me llevaré trabajo para completar. Me voy a relajar y disfrutar del tiempo aunque eso me mate por dentro.