Crece la presión política a favor de Puerto Rico

Puerto Rico ya ha dejado de pagar una deuda de $58 millones cuyo vencimiento fue el 1 de agosto
Crece la presión política a favor de Puerto Rico

“El Congreso debe actuar inmediatamente y poner en marcha una legislación que permita a Puerto Rico solicitar la bancarrota”. Esta es la primera línea de una carta en la que no se dan rodeos y se pide al Congreso de Washington que se de una solución a la acuciante situación de la deuda de la isla.

La carta se envía desde la oficina del presidente del condado de El Bronx, Rubén Díaz, y está firmada por más de 100 cargos electos de la ciudad, el estado, New Jersey, Connecticut e incluso un miembro latino del concejo de Detroit, ciudad que se enfrentó recientemente a una de las mayores bancarrotas municipales, y un senador de Florida. Entre los firmantes figuran los presidentes de cuatro condados y una larga lista de senadores y asambleistas del estado además de alcaldes de distintas localidades.

Se trata de un pedido que va en la línea de lo solicitado hace unos días por el alcalde Bill de Blasio y la presidenta del Concejo, Melissa Mark-Viverito, entre otros en un acto público en las escalinatas del ayuntamiento de Nueva York.

Puerto Rico ya ha dejado de pagar una deuda de $58 millones cuyo vencimiento fue el 1 de agosto y aunque ha pagado otras desde entonces, se está calculando a qué obligaciones hacer frente y a cuáles no porque no hay dinero para todas. El gobernador de la isla, Alejadro García Padilla, ha admitido que las deudas no se pueden devolver.

En la carta enviada a los senadores Orrin Hatch y Charles Grassley además del representante Bob Goodlatte, se explica que no se permitiría que ningún ortro gobierno americano o municipio “se mantenga en tan duro limbo financiero”.

Bancarrota

Es un proceso judicial que permite reestructurar una deuda con supervisión de los tribunales y ayuda a negociar.