Cadillac quiere tomar distancia de General Motors

Luego de los millonarios retiros de GM en los últimos meses, Cadillac busca "pintar una línea"
Cadillac quiere tomar distancia de General Motors
Cadillac debe crear su propia identidad.
Foto: Cadillac

Cadillac operará como una unidad de negocio independiente de General Motors y reportará sus propios resultados financieros dentro de pocos años, aseguró el jefe de la marca, Johan de Nysschen.

Desde que asumió hace un año, Nysschen, el exjefe de Audi e Infiniti ha hecho hincapié en lograr autonomía para Cadillac de su matriz corporativa GM. En los últimos meses los ejecutivos de la marca y de gran parte de su comercialización y funciones de ventas se han trasladado a una nueva sede en el barrio del SoHo de Nueva York.

Un enfoque muy profundo para Cadillac es distinguir su red de distribuidores del resto de las ventas y el marketing de canal de GM, dijo de Nysschen. Por ejemplo, los ejecutivos de Cadillac están discutiendo una importante revisión de su programa de distribuidores e incentivos para centrarse más en la creación de marca y menos en el rendimiento de ventas.

De Nysschen citó que su objetivo previamente establecido es vender 500,000 Cadillacs a nivel mundial para 2020, lo que debería equiparar aproximadamente el 5% del mercado automotriz mundial de lujo. El año pasado, la marca vendió 263,697 vehículos, sólo un 3.4% de cuota del mercado mundial del lujo.

cadillac logo

Por ahora, Cadillac sufre un problema de imagen, así como una cartera de productos muy estrecha, afirmó de Nysschen y reiteró que Cadillac planea una ofensiva de productos masivos, incluyendo varios SUVs.

También reconoció que habrá una pausa significativa en los nuevos productos, tras el lanzamiento de un sucesor para el SRX. Las nuevas ofertas no llegarán hasta principios de 2018 o más tarde.

“Cadillac tendrá mucho mayor grado de autonomía y autosuficiencia en 2017, lo que permitirá contabilizar sus propias ganancias y declarar sus pérdidas“, aseguró.

Mientras tanto, Cadillac trabajará para mejorar la experiencia del cliente en sus concesionarios. También tratará de atraer a más gente joven al comercializarla como una marca de lujo más contemporáneo.

Cadillac tuvo un aumento del 7.1% de ventas en Estados Unidos hasta julio, aún cuando las ventas de lujo en el país subieron un 8.7% en ese tiempo.

En mi opinión, mientras Cadillac trate de competir con los alemanes, seguirá deambulando en el mercado, sobreviviendo a costillas de las ventas de SUVs. No sólo se debe despegar de GM, sino de su estigma de competir contra los alemanes. Para mantenerse deberá crear su propia personalidad, y para acercar los jóvenes a sus concesionarios deberá crear vehículos que los atraigan, algo que con sus modelos en el mercado, no pueden lograr.