Menéndez afronta otoño decisivo para su futuro político

Departamento de Justicia afirma que tiene pruebas "inequívocas" contra Menéndez
Menéndez afronta otoño decisivo para su futuro político
Las evidencias que existen en contra del senador son cada vez más contundentes.
Foto: Getty Images / Getty Images

Washington.- El senador demócrata por Nueva Jersey, Bob Menéndez, afrontará en otoño próximo un momento coyuntural en su vida política, cuando un juez federal decida si retira o mantiene los cargos de corrupción en su contra.

Menéndez fue acusado en una corte federal en Newark (Nueva Jersey), el pasado 1 de abril, de cargos de corrupción por presuntamente haber aceptado donaciones y regalos por un millón de dólares de su amigo, el oftalmólogo dominicano Salomon Melgen, a cambio de favores políticos.

Mociones para eliminar cargos

Menéndez se declaró no culpable, y su defensa presentó el mes pasado un total de 15 mociones para que se retiren los cargos.

Mientras, el gobierno del presidente Barack Obama busca un nocaut, asegurando que tiene pruebas “inequívocas” para hundirlo.

En EEUU, toda persona acusada es inocente hasta que se demuestre lo contrario, y tiene derecho a un juicio.

Se prevé que la defensa responda el mes próximo a la avalancha de documentos presentados ayer por el Departamento de Justicia, además de prepararse para los argumentos orales ante el tribunal.

Lee también: EEUU frena esfuerzos de Menéndez sobre cargos de corrupción

Poco después, el juez federal William Walls, que preside el caso, tiene previsto emitir un fallo sobre si elimina o no los cargos contra Menéndez, o solo algunos.

Para el equipo legal de Menéndez, los documentos presentados ante un tribunal federal solo reflejan que el Departamento de Justicia está dando palos de ciego para perjudicarlo.

En uno de los documentos, la agencia federal aseguró que pudo revisar “acusaciones específicas y corroboradas de que Menéndez y Melgen tuvieron sexo con prostitutas menores en la República Dominicana”.

La acusación formal contra ambos, sin embargo, no incluye en absoluto cargos relacionados con prostitutas, pero el asunto ha vuelto a acaparar atención mediática.

Un portavoz de Menéndez, Steven Sandberg, afirmó hoy al diario New York Daily News que el Departamento de Justicia busca compensar su débil caso sobre corrupción reanimando “acusaciones procaces” sin fundamento.

No existe ni una pizca de prueba de que Menéndez haya estado implicado con prostitutas, mucho menos con menores de edad, insistió Sandberg.

En la montaña de documentos también compartidos con la prensa anoche, el Departamento de Justicia incluyó datos circunstanciales y el testimonio de un piloto sobre que Melgen participó en una fiesta con prostitutas en su Casa de Campo en su país.

Lee también: Médico ligado a senador Menéndez pide cambios en su libetad bajo fianza

Melgen, de 61 años, también trasladó a “numerosas” jóvenes a la República Dominicana en su jet privado, varias de las cuales recibían su apoyo financiero, según los documentos.

La agencia federal defendió, punto por punto, su proceder en la investigación contra Menéndez y Melgen, argumentando que era su obligación investigar todas las pistas, aunque éstas luego fuesen descartadas.

Según el Departamento de Justicia, Menéndez usó su oficina para interceder a favor de Melgen ante funcionarios de la Administración Obama.

Melgen, que por separado afronta 76 cargos por fraude al sistema de Medicare en Florida, se ha declarado no culpable también en ese caso.

Ningún líder del Congreso está por encima de la ley ni inmune a responsabilidad criminal, aseguró la agencia.

El juicio contra Menéndez está previsto para el próximo 13 de octubre.

El pasado 16 de junio, Walls rechazó una moción de la defensa de Menéndez para trasladar el juicio de Newark a la capital estadounidense, para minimizar interrupciones en sus labores legislativas.