El populismo de derecha de Trump

El populismo de derecha de Trump
Jorge Viera (dcha) en el estudio de Univision Noticias con Jorge Ramos.
Foto: Univision

“Regrésate a tu país” fue lo que le termino diciéndole un seguidor de Donald Trump al periodista Jorge Ramos.

No sé si me dolió más a mí que a Jorge Ramos. Soy puertorriqueño y mi padre defendió a este país en la guerra de Corea y tengo igual derecho que cualquiera en opinar de lo que crea importante. Siempre respetando los derechos fundamentales del civismo y las relaciones humanas.

“Regrésate a Univision” fue lo último que le dijo Trump a Jorge Ramos antes de sacarlo de la conferencia de prensa donde después lo volvió a dejar entrar. A las preguntas de Jorge contestó todo, pero sin ningún tipo de sustancia.

Aunque usted no lo crea, que no tenga sustancia no es importante. Por lo general muchos políticos no la tienen. Lo que me molestó más es la forma tan despectiva como trató a mi compañero. Sus comentarios están mostrando el verdadero debate entre la América vieja que no ha querido aceptar los cambios demográficos y la nueva que es inclusiva y que llevó a la Casa Blanca a un presidente negro. Una América que incluso busca regularizar a 11 millones de indocumentados.

Algunos compañeros de diferentes medios entre bromas dicen que a Trump parece que lo envió el partido demócrata para que creara un caos en el republicano.

Cuando Jorge le preguntó sobre las deportaciones, no especificó si las mismas se harían en fila india, o en burros o en autobuses o en qué.

Cuando habló de las pandillas, Trump no sabe que muchos son de terceras generaciones nacidos aquí, que ya el gobierno americano ha ido deportando a los pandilleros indocumentados a sus países de origen. Si no, que se dé una vueltita por Centroamérica para que vea el daño que han creado estos pandilleros deportados.

Cuando habla de la muralla, no dice cómo va a expropiar a algunas reservas de indios americanos, que viven en varias partes de la frontera y que son los verdaderos dueños de este país.

Cuando dice que no quiere que la gente venga, un día tengan sus bebés y de inmediato se conviertan en ciudadanos americanos, no dice cuántas de esas personas lo hacen, porque no tiene conocimiento. Tampoco dice que para cambiar la constitución el proceso duraría más de una década en procesos judiciales. Si tiene suerte, un presidente solo puede estar en el poder si es reelegido 8 años, pero conociendo al personaje es capaz de cambiar eso también.

En fin, Donald Trump está disfrutando de los mismos niveles de popularidad que un día tuvo Laura en América, que ahora vive exiliada en México y esperando que alguien le devuelva la visa americana.

Así que Jorge, antes te admiraba como ser humano y compañero, ahora te admiro más. Te atreviste a enfrentar al populismo divisionista de Trump.