Fiscalía entrega a Innsbruck prendas de los 43 de Ayotzinapa

A casi un año de la desaparición de los jóvenes estudiantes se entregan las prendas
Fiscalía entrega a Innsbruck prendas de los 43 de Ayotzinapa
Los 43 estudiantes de Ayotzinapa llevan desaparecidos más de 11 meses.
Foto: Getty Images

México – La fiscalía mexicana entregó el martes a la Universidad de Innsbruck (Austria) 53 muestras de diversas prendas y objetos relacionados con la desaparición de 43 estudiantes el 26 de septiembre de 2014 en la ciudad de Iguala.

La Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) detalló en un comunicado que las muestras fueron entregadas al Instituto de Medicina Legal de la Universidad, “a fin de que realice un análisis de ADN STR (nuclear) que permita identificar los perfiles genéticos“.

Las muestras fueron “revisadas y clasificadas por peritos de la PGR y el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF)”, que participa en la investigación de este caso que generó una gran conmoción dentro y fuera de México.

La entrega de las mismas fue “resultado del trabajo conjunto con el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)”, indicó la fiscalía.

Lee también: Fiscalía entrega a CNDH avances del caso Ayotzinapa

Dicho grupo denunció el 17 de agosto pasado que en el expediente del 27 de septiembre de 2014 detectó que se había recogido y resguardado ropa de los desaparecidos hallada en los autobuses que los alumnos de la Normal Rural de Ayotzinapa utilizaban para trasladarse.

Dichas evidencias “no eran conocidas por los familiares, ni sus representantes, y tampoco existía un registro específico ni procesamiento de la misma”, apuntó.

El grupo de expertos pidió a la PGR que tomara las muestras genéticas de la ropa y resguardara de forma adecuada la misma, además de permitir a los familiares su identificación.

El experto español Carlos Beristain advirtió que la ropa presenta “un cierto deterioro” que puede contaminar los análisis que realizará el laboratorio de la Universidad de Innsbruck, debido a que fue guardada en “malas condiciones”.

La PGR reiteró hoy “su compromiso de continuar trabajando en las investigaciones de este caso de forma exhaustiva y con el apoyo de todos los elementos científicos, hasta su pleno esclarecimiento y hasta que el último responsable sea consignado”.

Lea también: Gobernador electo dice que la violencia en Guerrero es impredecible

En una comparecencia reciente ante legisladores mexicanos, la fiscal mexicana, Arely Gómez, dijo que desde que asumió su cargo en febrero pasado han sido detenidas ocho personas “cuya participación fue clave en estos hechos”.

Estos detenidos se suman al centenar de arrestados en los meses previos, durante la gestión de Jesús Murillo al frente de la PGR.

Según la versión oficial, los 43 estudiantes fueron detenidos la noche del 26 de septiembre de 2014 por policías corruptos y entregados a miembros del cártel Guerreros Unidos, quienes los asesinaron e incineraron en un basurero de un municipio vecino.

El laboratorio de Innsbruck sólo pudo identificar a uno de los 43 jóvenes a partir de los restos encontrados en el basurero y en un río cercano.

Lea también: CIDH pide se investigue homicidio de activista

Los familiares de los desaparecidos no creen en la versión oficial de lo ocurrido y exigen a la PGR la apertura de una línea de investigación sobre el papel que jugó el Ejército ese día y que mantenga la búsqueda de los jóvenes.

Lea también:  Hipótesis sobre asesinato del “Buscador de Fosas”