Visita del Papa no evadirá espinosos asuntos políticos, aseguran expertos

Congresista Gutiérrez lo describe como el “anti-Trump”
Visita del Papa no evadirá espinosos asuntos políticos, aseguran expertos

Washington.- Aunque la histórica gira del Papa Francisco a EEUU tendrá un enfoque pastoral, su discurso ante el Congreso y su encuentro con el presidente Barack Obama previsiblemente abordarán polémicos asuntos como el cambio climático, la brecha entre ricos y pobres, políticas de inclusión social, y la reforma migratoria.
Desde ya considerado como el “anti-Trump”, el Papa Francisco ha incluido en su agenda misas en español, y reuniones con la comunidad inmigrante y la clase política en Washington, un discurso en la Asamblea General de la ONU, y encuentros con la jerarquía de la Iglesia Católica en EEUU, con un mensaje universal de inclusión social.
Eso en sí despeja dudas sobre el cariz político de su visita. Será la primera vez en la historia que un Sumo Pontífice ofrezca un discurso ante una sesión conjunta del Congreso.  Su visita se producirá además en unos momentos de alta polarización política en Estados Unidos, de cara a los comicios generales de 2016.
Por ello, expertos consultados hoy por este diario coincidieron en que será imposible ignorar el contexto político de  la gira papal.
“El Papa es jefe de Estado del Vaticano pero no viene acá como un político. Pero como líder religioso traerá un mensaje universal de inclusión, de compasión, no solo para EEUU sino para todo el mundo”, dijo Hosfflam Ospino, un experto en teología latinoamericana del Boston college.
“El Papa Francisco retará a EEUU a ser fiel a sus principios… nos recordará que, independientemente de ideologías, de razas o partidos políticos, todos tenemos una responsabilidad con el hambriento, el pobre, el inmigrante, y para construir una sociedad más justa en la que todos puedan vivir con dignidad”, enfatizó Ospino.
Según el teólogo, es impreciso encasillar al Papa como un “progresista” o un “conservador” porque, en realidad, desde 2013 su papado hasta ahora no ha cambiado ni una sola de las doctrinas de la Iglesia Católica, aunque sí ha esclarecido algunas prácticas.
Sus pronunciamientos no suceden en un vacío sino que reflejan en parte el asesoramiento que recibe de nueve cardinales en asuntos relacionados con la vida y las prácticas de la Iglesia.
Por su parte, Christopher Hale, director ejecutivo del grupo Católicos en Alianza con el Bien Comun (CACG, en inglés), afirmó que el Papa no es demócrata ni republicano, pero “se pecaría de ingenuidad si se ignoran las consecuencias políticas de su viaje”.
“Es un momento muy importante en la vida política de EEUU porque su mensaje de inclusión va a retar la ideología de ambos partidos. No se pronunciará sobre una política doméstica o legislación en particular, pero sí encuadrará estos asuntos en un marco de moralidad, y creo que tendrá repercusiones en la contienda presidencial de 2016”, vaticinó Hale.
“Creo que el Papa es el único líder mundial que puede obligar al Congreso a trabajar mejor. Su viaje a EEUU es una oportunidad de oro para que el Congreso resuelva asuntos pendientes”, dijo.

Posturas del Papa

Si bien se prevé que el Papa “repartirá palos” por igual a ambos partidos, el máximo líder de los católicos ha denunciado la “globalización” de la indiferencia y la avaricia corporativa.
También ha hecho otros pronunciamientos con los que los conservadores no necesariamente comulgan, como un mayor combate contra el cambio climático, más ayuda para los pobres, compasión con los inmigrantes, y mejoras al sistema de justicia criminal.
Además ha mostrado una mayor aceptación de los homosexuales y, recientemente, el don del perdón para mujeres que han tenido abortos, una práctica que la Iglesia Católica considera como un “pecado moral”.
En cada parada en EEUU, y en particular en el Encuentro Mundial de Familias y un discurso en Independence Mall, ambos en Filadelfia (Pensilvania), el Papa retornará al mensaje de compasión con los inmigrantes.
En vísperas de un encuentro mundial sobre asuntos familiares como el matrimonio y el divorcio el mes próximo, el Papa anunció esta semana cambios que facilitan y agilizan el proceso de nulidad de los matrimonios religiosos.

Visita providencial en el Congreso

Desde el pleno de la Cámara de Representantes, en el mismo sitio donde el Papa pronunciará su discurso el próximo 24 de septiembre, el congresista demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez, afirmó hoy que el Sumo Pontífice será el “antídoto” al “veneno” anti-inmigrante que viene arrojando el magnate y precandidato presidencial republicano, Donald Trump, desde que anunció su candidatura en junio pasado.
El discurso del Santo Padre ofrecerá un estudio de contrastes entre un multimillonario que califica a los mexicanos de “asesinos” y un hombre que “no teme tocar los pies de los pobres, y reconoce la humanidad de éstos aún en su pobreza”, afirmó Gutiérrez.
Mientras el Papa propone tender puentes y fomentar la unidad frente a los retos comúnes del planeta, Trump propone construir un muro en la frontera sur e incita a la desconfianza y las divisiones, resumió el congresista.
Gutiérrez confesó que no siempre ha comulgado con los dogmas de la Iglesia Católica, pero consideró que la visita del Papa es providencial porque, a su juicio, Estados Unidos “lo necesita en estos momentos”.
Quizá, de manera anticipada, el mensaje de compasión del Papa empieza a calar en la clase política.
Según fuentes oficiales, la Administración Obama prevé anunciar una serie de iniciativas en torno a la visita del Papa, aunque se negaron a ofrecer detalles.