Mitos y realidades sobre el pelo crespo

Lo que necesitas saber para lucirlo en todo su esplendor
Mitos y realidades sobre el pelo crespo
Foto: Cortesía Devachan

Una de las principales razones por la que muchas latinas no disfrutan sus crespos es por no saber cómo manejarlos. Es común oírlas quejarse de que el cabello “se les para mucho”, “está muy reseco”, o simplemente “no se ve bonito”.  Acto seguido, acuden al secador o a la plancha, para estirárselo.

Lo cierto es que el pelo curly puede llegar a ser difícil de manejar, pero con los trucos y consejos adecuados, puede más bien convertirse en un tipo de cabello muy práctico. ¡Imagina no tener que ir al salón de belleza y lucir siempre bien!

Para aclarar muchos de los errores que cometen las chicas crespas, conversamos con Mia Emilio, estilista de Devachan NYC, un salón especializado en curly hair (www.devacurl.com), quien nos enumeró algunos de los mitos más repetidos, y nos dio la verdad al respecto.

1. Mito: Necesitas un cepillo o peine para desenredar tus rizos

Todos perdemos entre 75 y 100 cabellos casi a diario, pero muchas personas creen que necesitan un cepillo o peine para eliminar ese pelo muerto. No es cierto. Cepillar el cabello crespo lo daña, ya que al romperlo produce frizz.  Los cepillos también le quitan la forma a los crespos, en lugar de definirlos, y hacen que se abomben. Mientras más lo peines o cepilles, más alborotado quedará.

En su lugar, utiliza tus dedos para desenredarte el cabello en la ducha. Los dedos son el equivalente a un peine de dientes anchos, pero son mucho más suaves. Tus dedos te permiten mantener tus rizos juntos, lo que se traduce en una mayor definición.

2. Mito: El champú debe hacer burbujas para limpiar el cabello
Los sulfatos, que son los que crean las burbujas en los champús, realmente deshidratan y resecan los rizos. Este tipo de cabello necesita toda la humectación posible, que es lo que ayuda a definir los crespos.  Los productos sin jabones fuertes, como el DevaCurl No-Poo,  limpian el cabello y el cuero cabelludo sin quitar humectación.

3.- Mito: Debes lavarte el cabello lo menos posible

Siempre y cuando no uses productos muy fuertes, lavarte el cabello un par de veces por semana no es malo. Asegúrate de usar buenos humectantes, ya que mientras más hidratación, menos problemas de frizz.

4.- Mito: Tocarte el cabello cuando está húmedo da volumen

Esto no es cierto, de hecho crea frizz y reduce definición en tus rizos. Lo mejor es que dejes que el cabello esté completamente seco y, a continuación, uses tus dedos a fin de crear el volumen que quieras, teniendo cuidado de conservar la forma de los crespos.

5.- Mito: El cabello crespo crece más lento que el liso

Aunque no todo tipo de cabello crece en la misma proporción, la textura no tiene ningún efecto sobre la rapidez del crecimiento. El cabello rizado puede parecer que crece menos porque se enrolla, y se percibe que la longitud es la misma por más tiempo. Algunas texturas, como por ejemplo el pelo súper rizado, crece hacia los lados en lugar de para abajo, lo que también puede disfrazar el crecimiento real.

6.- Mito: Necesitas cortarte el cabello cada seis semanas
Muchas piensan que necesitan cortarse el pelo cada seis semanas, pero las mujeres con cabello rizado  pueden pasar entre tres y seis meses sin hacerlo. La mayoría de las chicas con cabello crespo pueden hacerse dos o tres cortes al año, dependiendo del estilo que busquen lograr (por ejemplo, una chica con un bob debe cortárselo más frecuentemente para mantener la forma).

7. Mito: El cabello rizo debe ser cortado del mismo modo que el liso
Los cortes tradicionales para pelo liso se realizan con el cabello mojado, pero es esencial, para un buen corte de cabello rizado, que éste se haga con el pelo seco. Cuando el cabello crespo está mojado no se puede notar la verdadera forma de la curva del rizo, ni saber exactamente cuánto se está cortando y qué forma están tomando cada uno de ellos.

8.-  Mito: El cabello rizo no es muy versátil
El cabello rizado puede tener varias formas y estilos, no tiene que ser un corte aburrido. Y cuando se trata de moldearlos, los rizos son muy versátiles, puedes arreglarlos  apretándolos fuerte, hacia abajo o hacia los lados. Hay infinitas formas de darle estilo y forma a tu pelo rizado.