Reportero mexicano recibe asilo político en EEUU

Tras esperar casi seis años como refugiados, informó hoy su representante legal en Texas, Carlos Spector
Reportero mexicano recibe asilo político en EEUU

El reportero mexicano Ricardo Chávez y su familia recibieron asilo político en Estados Unidos tras esperar casi seis años como refugiados, informó su representante legal en Texas, Carlos Spector.

Pese a que el Gobierno estadounidense rechaza entre el 98 y el 99 por ciento de las peticiones de asilo provenientes de México, la solicitud de Chávez, oriundo de Ciudad Juárez, Chihuahua (México), fue aprobada por un juez federal, dijo su abogado.

Desde el año 2009, son ya cuatro los periodistas de esta región mexicana fronteriza con EEUU que han obtenido asilo político en el país vecino en respuesta a la violencia que se vive en México a causa de los enfrentamientos por el tráfico de drogas.

“Este es mi tercer caso de periodistas mexicanos que he ganado desde 2009. El principal argumento para ganarlo fueron las pruebas que teníamos porque pertenecía a un grupo específico de periodistas en contra del Gobierno“, afirmó Spector.

El 10 de diciembre de 2009, durante la presidencia de Felipe Calderón en México, Chávez ingresó en territorio estadounidense, junto con su familia -su esposa y cinco hijos- por el puente internacional Córdova de las Américas.

El reportero pidió ser asilado político y explicó su caso a las autoridades migratorias del Servicio de Aduanas Aplicación de Leyes de Inmigración.

El comunicador fue trasladado al Centro de Detención Migratoria de El Paso, Texas, en donde inició su proceso de asilo político.

No es una victoria para el abogado ni para mí, sino para los derechos humanos; que abre la puerta a cientos de familias que están pasando por lo mismo”, dijo  Ricardo Chávez.

A diferencia de los otros casos de comunicadores que han recibido asilo político en EEUU, el de Chávez se alargó cerca de seis años debido a que él llegó a uno de los puertos de entrada a dar su testimonio, explicó.

Durante su proceso migratorio, el reportero presentó pruebas escritas y testimoniales en al menos 18 audiencias con el juez federal, afirmó.

“Un argumento es el de los homicidios y agresiones en contra de periodistas (en México), el más reciente en la Ciudad de México. El juez en la resolución menciona los casos de asesinados en México“, mencionó.

El 14 de septiembre fue aprobado su caso de asilo político por parte de la Oficina Ejecutiva para Revisión Inmigratoria del Departamento de Justicia y el 16 de septiembre recibió la carta de notificación.