¿Un antioxidante que además ayude con el colesterol? He aquí el tomate

Además de eliminar toxinas, el tomate ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares
¿Un antioxidante que además ayude con el colesterol? He aquí el tomate
Los tomates contienen vitaminas y antioxidantes que favorecen la salud en general.
Foto: Shutterstock

Una fruta que por sus características nutricionales es catalogada como verdura. El tomate, también llamado jitomate, ofrece múltiples beneficios a la salud.

Entre estos se halla el mejoramiento del sentido de la vista, de la circulación de la sangre, reducción de los niveles de colesterol y la eliminación de toxinas por mencionar algunos.

“Al igual que otras verduras es bajo en calorías, provee 20 por cada 120 gramos o pieza”, precisó la experta en nutrición Araceli Martínez Coronado.

El tomate contiene antioxidantes necesarios para mantener retrasar el envejecimiento de las células. Una de estas sustancias, el licopeno, ayuda a disminuir el cáncer de próstata y sistema digestivo.

Ese mismo antioxidante también provee de protección al corazón. Una investigación hecha por el Instituto de Toxicología y Nutrición, en Zeist, un municipio de Holanda, determinó en un estudio hecho en 11 países que estos nutrientes ayudan a prevenir problemas cardiovasculares.

El tomate también es recomendado en la dieta de aquellas personas que sufren de hipertensión arterial por ser bajo en sodio.

En cuanto a las vitaminas, nutricionistas han determinado que un tomate posee 40% del requerimiento diario de vitamina C. Asimismo, contiene las vitaminas A para la vista, B que fortalece el sistema nervioso y K, que ayuda a la cicatrización.

“Nos da un gramo de proteínas y de fibra da 1.4. Nosotros debemos consumir de 25 a 35 gramos de fibra por día -explicó Martínez- es por esto que debemos consumir cinco porciones de fruta o verdura diarias”.

La nutrióloga sugirió que si bien hay otras legumbres que aportan mayor cantidad de fibra como el frijol o las lentejas, esto no omite la inclusión de frutas y verduras en la dieta debido al resto de sus beneficios.

Por otro lado, no es recomendable para personas con cálculos renales, porque contiene oxalatos, sales que se encuentran en gran variedad de verduras como espinaca, remolacha, acelga y otras.

Si quieres mejorar tu salud general a continuación encontrarás recetas para incluir el jitomate en tu plan de alimentación:

Tomates rellenos

tomates-rellenos
Tomates rellenos. Shutterstock

Ingredientes:

  • 3 tomates
  • 20 gramos de zanahoria
  • 20 gramos de cebolla
  • 1 unidad de aceitunas negras
  • 20 gramos de pepino
  • 1 limón
  • Aceite de oliva
  • 5 gramos de semillas de mostaza
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta

¿Cómo se prepara?

  1. Cocinar los vegetales con agua hirviendo durante 5 minutos.
  2. Picar la cebolla, el pepino y la zanahoria.
  3. Rociar lo picado con limón, aceite de oliva, sal y pimienta.
  4. Abrir un hueco en los tomates y extraer las semillas.
  5. Rellenar el tomate con la mezcla de verduras. Y poner las semillas de mostaza encima.

Sopa de tomates

sopa-de-tomate
Sopa de tomate. Shutterstock

Ingredientes:

  • 1 cucharada y media de aceite de oliva
  • Una cebolla troceada
  • Un kilo de tomates
  • Hojas de albahaca
  • Sal
  • Pimienta
  • Caldo de pollo
  • Crema de leche

¿Cómo se prepara?

  1. Dorar la cebolla en un sartén con aceite.
  2. Agregar tomates y albahaca. Romperlos los tomates con una chuchara grande y mezclar.
  3. Agregar caldo de pollo. Y dejar que hierba.
  4. Retirar la albahaca.
  5. Tomar la mezcla y licuarla.
  6. Regresar lo licuado al fuego, pero evitar que vuelva a hervir.
  7. Agregar la crema de leche.

– Juan Luis García Hernández

Alrededor de la web