NYPD falla en detener el uso de la fuerza

Reporte del Departamento de Investigaciones de la Ciudad demuestra que hay una falta de disciplina para los oficiales envueltos en estos casos
NYPD falla en detener el uso de la fuerza
• En 36% de los casos en los que se evidenció el uso de fuerza, el comisionado del NYPD no impuso disciplina.
Foto: Getty Images / Getty Images

El comisionado del Departamento de Investigaciones de la Ciudad (DOI) presentó este jueves su primer reporte sobre el uso de la fuerza por parte de miembros del Departamento de Policía (NYPD), el cual reveló falta de disciplina para los oficiales envueltos en casos confirmados de exceso de fuerza, incapacidad para hacer un seguimiento a la totalidad de los casos en los que los oficiales incurren en la fuerza, y una falla en los procesos de entrenamiento para que los oficiales sepan calmar los ánimos en los encuentros.
“Como parte de la investigación, analizamos 179 casos en los que la Junta de Revisión de Quejas (CCRB) determinó que el NYPD se excedió en la fuerza entre 2010 y 204 al igual que las disposiciones disciplinarias”, dijo Mark Peters, comisionado del DOI. También se analizó la guía para los patrulleros sobre el uso de la fuerza y se observaron videos con las técnicas de entrenamiento.
Philip Eure, Inspector General del DOI, dijo que según la Constitución de EE.UU., el uso de fuerza contra un individuo debe ser razonable según las circunstancias. “El NYPD puede incrementar la responsabilidad de sus oficiales al establecer reglas claras sobre el uso de la fuerza y entrenarlos mejor”.

En respuesta al informe, el sub comisionado de asuntos legales del NYPD, Lawrence Byrne, reconoció que desde hace varios meses han estado en conversaciones con varias organizaciones sobre el uso de la fuerza al igual que en “una total revisión de los procedimientos por lo que se anunciaron cambios el mismo día”.

“Estas nuevas políticas tomarán muchas de las recomendaciones hechas por el DOI, entre las que se encuentran una revisión de la definición de la fuerza y las guías para usarlas, un método estandarizado de reporte, investigaciones estandarizadas y el entrenamiento de tres días que empezamos este año en ‘Smart Policing’ que servirá para bajar la intensidad de los conflictos”, indicó Byrne.

Donna Lieberman, directora de la Unión de Libertades Civiles de Nueva York expresó que los hallazgos eran “un importante reconocimiento a las permanentes críticas sobre la transparencia de la Policía con respecto al uso de la fuerza”. Lieberman agregó, sin embargo, que “hay muchas preocupaciones con respecto a que una organización presente reportes de sí misma. Por eso debemos encontrar una manera más objetiva de saber lo que ocurre sobre este tema”.
Entre tanto el detective Dennis González, lider de la Sociedad Hispana del NYPD, lamentó que los oficiales no pudieran cambiar “el comportamiento de las personas ni meterse en sus cabezas. Si una persona no sigue las órdenes de un oficial, entonces estos tendrán que tener opciones para controlar una situación sin vacilaciones”.

Hallazgos del reporte:

• En 36% de los casos en los que se evidenció el uso de fuerza, el comisionado del NYPD no impuso disciplina. Este porcentaje ha caído al 11% por últimos 18 meses. (Con el actual comisionado Bill Bratton)
• El NYPD no tiene un modo centralizado para reportar el uso de fuerza ni un departamento para rastrear el asunto.
• El NYPD no entrena lo suficiente a su agentes en tácticas para bajar las tensiones de algunos encuentros ni prevenir el uso de fuerza.

Cifras:

• Entre 2010 y 2015, a pesar del comprobado uso excesivo de fuerza, no hubo disciplina en 37 de los 104 casos, un 36%.
• Antes de 2014 (con el anterior comisionado Ray Kelly) no hubo disciplina en 34 de 77 casos, un 44%. Pero en el año 2014 se usó disciplina en 3 de 27 casos, un 11%.
• En un 67% de los casos reportados por la CCRB, el NYPD decidió dar una pena menor que la recomendada por la Junta o ningún castigo en lo absoluto. Pero este cifra ha bajado a un 18% en los últimos 18 meses con la llegada del alcalde Bill de Blasio y el comisionado Bill Bratton.
• Durante la tarde el comisionado Bill Bratton del NYPD hablaría de nuevas guías del uso de fuerza en la uniformada.

Uniformada restringirá el uso de la fuerza

Y precisamente el mismo día que el DOI presentó su informe, el comisionado de Policía Bill Bratton anunció grandes reformas sobre el uso de la fuerza por parte de los uniformados. Al hacer el anuncio, Bratton negó que eso tuviera que ver o fuera respuesta al reporte que horas antes presentó el Departamento de Investigaciones de la Ciudad (DOI), que señaló que el NYPD ha fallado en detener el uso de la fuerza. “Lo recibimos hoy y lo vamos a evaluar los tres meses siguientes”, dijo Bratton.
“El NYPD ha sido un líder en el uso de armas por más de 40 años, pero nuestras políticas y entrenamiento en el uso de la fuerza se han retrasado”, dijo el máximo jefe policial quien se refirió a ‘deficiencias’ en algunos procedimientos. “Habrá nuevas políticas, nuevos métodos de reporte, protocolos de investigación y entrenamiento anual”.
El Comisionado manifestó que se recogieron experiencias en otras ciudades como Los Ángeles y Seattle, y se adoptaron modelos del Departamento de Justicia de EE.UU. al igual que guías de la Junta de Revisión de Quejas (CCRB), el Inspector General del NYPD y sindicatos policiales.
Entre otros puntos, la investigación del DOI encontró que las definiciones de lo que constituía el uso de fuerza eran demasiado amplias o poco claras y que los reportes después de incidentes no lograban capturar todos los posibles usos de fuerza.
A modo de defensa, Bratton dijo que si entre 10,000 quejas presentadas los últimos cinco años al CCRB, se haya criticado la falta de disciplina en sólo 179, era muestra de que “en una gran mayoría de casos hicimos lo correcto”. El Comisionado agregó que no criticaría las decisiones de su antecesor y que él solo respondía por “los 18 meses desde que había asumido el cargo”.
Bratton destacó, además, la drástica disminución del uso de las armas de fuego por parte de los oficiales. Desde que el NYPD empezó a analizar este asunto en 1972, se registró que ese año se usaron armas 994 veces, mientras que el año pasado se usaron 79 veces.
Al referirse a las nuevas medidas policiales, el alcalde Bill de Blasio escribió que estas enviaban un mensaje a los neoyorquinos de que se iba a seguir la ley, pero que “se iba a hacer de una manera en que se usara la fuerza sólo cuando fuera necesario”. El mandatario añadió que el análisis dará transparencia y ayudará a hacer ajustes.
“Esto es parte de nuestro esfuerzos para profundizar la conexión entre la policía y la comunidad”, escribió De Blasio.
Patrick Lynch, presidente del Sindicato de Patrulleros (PBA) dijo que ni el incremento de documentación ni de entrenamiento iba a ayudar a la fuerza que seguía la ley. “El poder de control fue lo que nos sacó del desastre de los años noventa”, manifestó.

Entre las reformas del NYPD:

• Una nueva guía de patrulleros que especifica todas las políticas sobre el uso de fuerza.
• Definiciones claras sobre los niveles del uso de fuerza, y los requerimientos de investigación y reporte en cada nivel de uso de fuerza.
• Indicaciones para que los oficiales intervengan y reporten cuando sean testigos de uso excesivo de fuerza.
• La creación de un departamento que recoja y analice datos sobre el uso de fuerza, para mejorar el entendimiento de tales casos o si son víctimas de la fuerza.
• Habrá una jerarquía de oficiales que investigarán los diversos usos de fuerza. Dentro del mismo comando si el asunto es leve, o en Asuntos Internos en casos graves.
• Bratton destacó la disminución del uso de las armas de fuego por parte de los oficiales. Desde que el NYPD empezó a analizar este asunto en 1972, ese año se usaron armas 994 veces, mientras que el año pasado se usaron 79 veces.