Pasar varias horas sentado no es tan malo como decían

Las personas que pasan largas horas sentadas pueden estar poniendo en riesgo su salud, pero no por las razones que piensan
Pasar varias horas sentado no es tan malo como decían
Un nuevo estudio reveló que estar sentado no es todo el problema.
Foto: Shutterstock

Las personas que permanecen sentadas no estarían arriesgando su vida. Luego de que se desatara toda una discusión sobre los efectos que tiene pasar horas en la silla, nuevas investigaciones desestiman que sentarse todos los días esté ligado a efectos mortales.

La polémica hizo que grandes compañías cambiaran los escritorios hacia módulos donde los empleados pudieran trabajar de pie. Incluso, la Casa Blanca invirtió $700,000 en esta clase de equipos.

Richard Pulsford, un investigador de la universidad británica Exeter, publicó en la revista científica International Journal of Epidemiology, que sentarse no es tan malo como algunos científicos quieren hacer ver.

Él evaluó los reportes de salud de 5,000 londinenses que recopilaron información de 1985 al 2001. Los participantes de edades entre 35 y 55 años indicaron cuántas horas gastaban sentados a la semana.

Luego de considerar factores como la edad, la etnia, el género, estrato social y la actividad física, Pulsford pudo concluir lo siguiente: “El tiempo de pasar sentado no estuvo asociado con todas las causas de riesgo de mortalidad. Los resultados del estudio sugieren que los gestores de políticas y los clínicos deben ser cautos en enfatizar que el hábito de sentarse sea un factor de riesgo de mortalidad, ya que es distinto al factor de la actividad física”.

El doctor Melvyn Hillsdon de la unidad de Deportes y Ciencias de la Salud de dicha universidad expresó que los científicos no deberían de recomendar a las personas hacer el equivalente de ejercicio al tiempo que pasan sentados.

El trabajo sí reconoció algo: es posible que sentarse incremente los riesgos de mortalidad, pero habría que pasar una cantidad exorbitante de horas sentado. Además, que la mayoría de sus evaluados eran personas que pasaban tiempo caminando, mientras se desplazan a sus trabajos.

“Nuestro estudio le da la vuelta al reciente pensamiento sobre los riegos a la salud por sentarse e indica que el problema recae en la ausencia de movimiento, más allá que sobre el tiempo que la persona pasa sentada. Cualquier otra postura transicional donde la energía que se expida sea baja podría ir en detrimento de la salud. Ya sea de pie o sentado”, dijo Hillsdon al portal de la Universidad de Exeter.

Y es que otros estudios han señalado que es la ausencia de movimiento la que sí puede conducir a problemas de salud. En 2009 un grupo de especialistas del Instituto de Investigación Biomédica Pennington evaluó a 17 mil canadienses y encontró que quienes se sientan sin mayor actividad física eran más proclives a tener un problema cardiovascular.

Por su parte, un estudio de la Universidad de Utah determinó que las personas que caminan por lo menos dos minutos cada hora tenían un 33% menos probabilidad de morir de forma prematura.

La falta de actividad también ha sido asociada con riesgo de desarrollar cáncer. Un artículo publicado el año pasado en el Journal of the National Cancer Institute (JNCI) estimó que existe un fuerte vínculo entre el tiempo que un individuo pasa sentado, tanto por trabajo como por ocio, y el aumento del riesgo de contraer cáncer de colon, de endometrio y de pulmón.

“Que el sedentarismo tenga un impacto perjudicial sobre el cáncer, incluso entre las personas físicamente activas, implica que la limitación del tiempo dedicado al sedentarismo puede desempeñar un papel importante en la prevención de cáncer”, dijeron Daniela Schmid y Michael F. Leitzmann, autores del artículo.

Los investigadores de la Universidad de Exeter afirmaron a través de su portal que harán nuevas investigaciones donde intentarán determinar si periodos prolongados de estar sentado estarían asociados con problemas cardiovasculares.