Jeb Bush alista gira nacional para insistir en que es alternativa a Trump

Su enfoque esta semana será ganar el tercer debate presidencial en Colorado
Jeb Bush alista gira nacional para insistir en que es alternativa a Trump
Jeb Bush

 Washington.- Rezagado en las encuestas, el precandidato presidencial republicano, Jeb Bush, iniciará la próxima semana una gira para demostrar a los votantes que no sólo es una alternativa al magnate empresarial, Donald Trump, sino que también puede “corregir” el sistema disfuncional en Washington.

En vísperas del tercer debate presidencial republicano, que se llevará a cabo el miércoles en Boulder (Colorado), Bush no escatima esfuerzos para recuperar el terreno perdido frente a Trump y fortalecer una campaña que, según analistas, está tambaleante.

La gira de Bush, titulada “Jeb Can Fix It” (“Jeb lo puede corregir”), comenzará en Tampa (Florida) y es una especie de “botón de reinicio” luego de que la semana pasada tuvo que recortar salarios y personal en su campaña.

Según la campaña, en los próximos 100 días -antes de las asambleas populares de Iowa- Bush buscará presentarse como el verdadero “conservador reformista” y demostrar que puede “arreglar” la disfunción en Washington así como pudo lograr importantes avances en Florida, el tercer estado más poblado de EEUU.

En declaraciones a este diario, una portavoz de la campaña, Emily Benavides, afirmó hoy que, pese a las conjeturas de algunos expertos, la campaña de Bush sigue viento en popa.

“Los cambios que hemos hecho es para asegurar que Jeb esté en mejores condiciones para ganar la nominación y la elección general. Jeb es el candidato con un comprobado historial conservador, ideas audaces y el firme liderazgo necesario para arreglar los problemas que afronta EEUU”, afirmó Benavides.

“Estamos trasladando nuestros recursos a los estados para asegurar que los votantes en los estados con primarias y asambleas populares se enteren de su historial y su visión de futuro”, explicó.

Rezagado en las encuestas

Por ahora, Bush centrará su atención en el tercer debate presidencial republicano, este miércoles en Boulder (Colorado), donde su reto nuevamente será arrañar protagonismo político frente a Trump y el neurocirujano retirado, Ben Carson, que dominan en las encuestas. El jueves y viernes participará en actos políticos en New Hampshire, otro estado clave en el proceso de primarias.

Según una encuesta de la cadena ABC y el diario The Washington Post, Bush ocupa el cuarto lugar en las preferencias de los votantes republicanos, detrás incluso que el senador por Florida, Marco Rubio.

Sin embargo, una encuesta de la Universidad de Quinnipiac del mes pasado entre 1,574 votantes del electorado en general señaló que Bush ganaría frente a Clinton en un caso hipotético, con un 44% frente a un 42%, y ganaría más apoyo entre los hispanos que el resto de sus rivales republicanos.

Gira de promoción

Bush divulgará el próxio lunes su libro digital “Reply All”, disponible en Amazon, que recoge una amplia colección de correos electrónicos durante sus ocho años como gobernador de Florida, y en el que promueve su gestión y sus logros económicos al frente del estado.

La gira incluirá otras ciudades de Florida, como Orlando y Jacksonville, y posteriormente Bush viajará a Carolina del Sur y a New Hampshire, desde donde iniciará una gira en autobús durante dos días.

Como complemento de la gira, la campaña difundió un video de casi dos minutos , repleto de imágenes y testimonios de sus antiguos asesores sobre su liderazgo conservador en Florida.

“Tengo un historial comprobado y quiero presentarlo ante el pueblo estadounidense y ganar”, afirma Bush en el video.

 

Como McCain en 2008

A Bush no parece preocuparle su lugar en las encuestas y, de hecho, durante el pasado fin de semana ha señalado que, en la contienda de 2008, hubo precandidatos republicanos que comenzaron con fuerza y fueron debilitándose, incluyendo el empresario Herman Cain y el exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani.

Ese mismo año, el senador republicano por Arizona, John McCain, afrontó numerosos problemas en su atribulada campaña pero finalmente se alzó con la nominación presidencial del partido.

Así, pese a la fijación mediática con las encuestas de octubre, la campaña de Bush afirmó que éste centrará su atención en estados como Iowa, New Hampshire, Carolina del Sur y Nevada, que son los primeros estados en realizar primarias o asambleas populares internas, seguidas por las primarias del próximo 1 de marzo en varias estados del sur, incluyendo Texas y Georgia.

Desde que anunció su candidatura en junio, Bush ha abierto oficinas en ocho estados con votaciones tempranas, ha recaudado casi $25 millones, y ha realizado contactos directos con más de un millón de votantes, además de que ha conseguido el apoyo de más de 1,100 líderes políticos,  incluyendo en el Congreso federal,  indicó su campaña.