¿Quieres que tu pareja cambie? Ten paciencia

Nadie en este mundo es perfecto y es algo que tenemos que entender; no existe el hombre perfecto, pero si existe el hombre perfecto para ti
¿Quieres que tu pareja cambie? Ten paciencia
¿Te has puesto a pensar que tan monótona sería la vida si todos fuésemos perfectos?
Foto: Shutterstock

Te acuerdas de la última vez que te prometiste a ti mismo que ibas a cambiar. ¿Qué tal el día que dijiste: ‘mañana comienzo a ser ordenada o a ir al gimnasio’?

Si lo lograste, te felicito porque existen pocas personas tan firmes como tú, sin embargo, si todavía están en tu lista de cosas pendientes, no te sientas tan mal, pues eres parte de la mayoría de nosotros que nos resistimos a los cambios.

Te digo esto para que te pongas a pensar lo difícil que es cambiar un comportamiento y lo fácil que es pedirle a alguien más que deje de fumar, de dormir tanto; de ser gruñón; no sé, miles de cosas que le pedimos a nuestra pareja que tenga en cuenta para hacernos felices.

Nadie en este mundo es perfecto y es algo que tenemos que entender; no existe el hombre perfecto, pero si existe el hombre perfecto para ti. Cuando era más joven, siempre soñé con el príncipe azul, esa persona que no tuviera ni un defecto. Con el paso del tiempo, me di cuenta que lo que tenía que hacer era determinar si yo podía vivir con las ‘fallas’ de la otra persona, teniendo muy en cuenta que tal vez nunca cambiaría.

En mi caso por ejemplo, les confieso que soy un poco desordenada. Mi esposo entendió que aunque haga mi mejor esfuerzo, mi closet jamás estará ordenado por color. Aunque les cuento que todavía me tuerce los ojos cuando ve algo fuera de lugar, no le quita el sueño. Lo que es importante para ti no necesariamente es importante para los demás. Si para ti, vivir con una persona desorganizada es un dolor de cabeza, pues entonces sabes que es un defecto que no puedes dejar pasar.

Al fin de cuentas, no creo que pedirle a alguien que cambie sea justo para ellos ni para ti, obligarlos a cambiar. Desafortunadamente para muchos, conocemos a alguien que nos gusta y nos queremos hacer los sordos y ciegos con sus defectos, pensando internamente: “él o ella cambiarán por mí”.

¿Te has puesto a pensar que tan monótona sería la vida si todos fuésemos perfectos? Bien dicen que todo es un balance en la vida y que los polos opuestos se atraen. Al fin de cuentas, creo que no nos gustaría que alguien más nos pida que cambiemos quien somos.

¿Quieres que tu pareja cambie? Ten paciencia, porque tal vez quien tendrá que cambiar y adaptarse serás tú. Si quieres a alguien, acéptalo con sus virtudes y aprende a amar sus defectos. De no ser así, mejor considera en cambiar, pero de pareja.

Espero sus comentarios,

Carolina Sarassa

www.CarolinaSarassa.com

@CarolinaSarassa