Toyota rompe récord en ganancias, pero vende menos

Con excepción de EEUU, la automotriz japonesa vendió menos autos a nivel global
Toyota rompe récord en ganancias, pero vende menos
El presidente de Toyota Motor Corp., Akio Toyoda, presentó resultados de la compañía.
Foto: EFE

TOKIO, Japón – El líder mundial del automóvil, Toyota Motor, logró entre abril y septiembre un beneficio neto récord de 1.25 billones de yenes (más de $10,000 millones), a pesar de la caída de sus ventas en todos los mercados salvo en Norteamérica.

En dicho período, que corresponde al primer semestre del año fiscal en Japón, Toyota incrementó sus ganancias en un 11.6% interanual, al verse también beneficiado por la debilidad del yen frente a otras divisas, informó la compañía en un comunicado.

Pese a estos beneficios sin precedentes, el gigante nipón registró un descenso interanual de sus ventas globales del 4.4 por ciento hasta los 4.27 millones de vehículos, y revisó a la baja su previsión de ingresos para todo el ejercicio.

Entre abril y septiembre, el fabricante con sede en Aichi (centro de Japón) obtuvo un beneficio de explotación de 1.67 billones de yenes ($13,800 millones), lo que supone un 11% más respecto al mismo período de 2014.

Su beneficio operativo ascendió a 1.58 billones de yenes ($13,000 millones), un 17.1% interanual más, y facturó 14.09 billones de yenes (más de $116,000 millones, un 8.9 por ciento más.

Toyota cosechó peores ventas en todos sus mercados salvo en el principal, Norteamérica, donde el fabricante nipón comercializó 1.41 millones de vehículos, un 1.29 por ciento más.

En su segundo mercado, el nipón, Toyota vendió 984,400 vehículos (un 4.45 por ciento menos), mientras que en Europa colocó 407,350 unidades (un 1.66 por ciento menos), y en el resto de Asia, 653,570 unidades (un 13.41 por ciento menos).

El fabricante nipón confía en mantener “un fuerte ritmo de ventas” en los países desarrollados, aunque prevé que Asia “no se recupere tan rápido como sería deseable”, sobre todo las economías emergentes, dijo en rueda de prensa el director gerente de la empresa, Tetsuya Otake.

Esta coyuntura llevó a Toyota a revisar a la baja su previsión de facturación para el año fiscal en curso hasta los 27.5 billones de yenes ($226,811 millones), un 1 por ciento menos que su estimación anterior.

Toyota prevé comercializar este ejercicio un total de 9.1 millones de vehículos, unas 50000 unidades menos respecto a la anterior estimación.

No obstante, sus datos de ventas hasta septiembre le volvieron a situar como el fabricante que más vehículos comercializa en el mundo, al superar al grupo alemán Volkswagen, salpicado por el escándalo de manipulación de emisiones contaminantes.

El fabricante nipón comercializó en los nueve meses del año natural 7.49 millones de automóviles de sus marcas Toyota, Hino, Daihatsu y Lexus, un 1.5 por ciento interanual menos, según las cifras difundidas a finales de octubre.

Este volumen supera ligeramente al de Volkswagen (7.43 millones de vehículos, también un 1.5 interanual menos), que había liderado las ventas hasta la primera mitad del año.

Toyota parte así con ventaja para terminar el año como líder mundial de ventas, y podría ser uno de los principales beneficiados por la grave crisis que afecta a la compañía con sede en Wolfsburgo, según los analistas.

Asimismo, el mayor fabricante nipón de vehículos mantuvo intactas sus previsiones de beneficio neto y operativo, y espera, respectivamente, 2.25 billones de yenes ($18,000 millones), un 3.5 por ciento más, y 2.8 billones de yenes ($22,436 millones), un 1.8 por ciento más.