Hallan cuerpo sin vida en carro sumergido en Brooklyn

Las autoridades informaron que buzos sacaron el cuerpo de James Miro, un hombre de 31 años

Hallan cuerpo sin vida en carro sumergido en Brooklyn
En este carro la Policía halló el cuerpo sin vida de un hombre de 31 años al final de la avenida Gerritsen de Brooklyn.
Foto: NBC / NBC

La Policía halló un cuerpo sin vida en las aguas de Gerritsen Beach en Brooklyn luego de responder a una llamada por un carro sumergido.

Las autoridades informaron que buzos sacaron el cuerpo de James Miro, un hombre de 31 años, luego de haber recibido una llamada por un carro que se hundió en las aguas cerca de las avenidas Gerritsen y Lois el pasado martes en la tarde. Se cree que nadie más se encontraba en el automóvil.

El dueño de la casa por donde aparentemente pasó el carro dijo que observó que faltaba un pedazo de la cerca de su hogar, el lunes. La propiedad está siendo reconstruída por daños que produjo el huracán Sandy.

Christopher Gardner, el dueño de la casa, dijo que el vecino que vive a dos casas del agua le mostró un video en donde se veía al vehículo andar con mucha velocidad en la avenida Gerritsen alrededor de las 5 a.m. La casa de Gardner está localizada al final de la avenida, según reporta NBC.

“Me di cuenta de que la cerca estaba dañada. Cuando ví el video y pensé por un momento, se me ocurrió que el carro podría estar allí todavía”, dijo Gardner. Por tal razón, llamó al 911.

Nadie sabía que el carro estaba en el agua porque la barandilla cerca del agua no estaba dañada. Parece que el carro se estrelló contra un área donde termina la baranda, y rompió solamente un pedazo de la cerca de construcción.

El vecino Rick Biglin, al parecer, escuchó el estrellón del carro. “Alguien estaba caminando con su perro y escuchó un ruido fuerte, buscó el carro pero no lo vió”, dijo Biglin. “Siempre hay muchachos que aceleran en la avenida, por eso asumimos que eso había pasado”.

Gardner dijo que en los 30 años que ha vivido en esa casa ha habido estrellones en su patio o en la cerca que separa su patio del agua unas doce veces. Según él, los conductores siempre aceleran en esa calle, sin darse cuenta de que finaliza en el arroyo.

Vecinos quieren que se instalen más señales de tránsito para prevenir que los carros sigan pasándose por el borde.

“De verdad debería haber algo para alertar a las personas de que hay un final en la calle”, dijo Gardner.