Persisten disparidades en salud de los hispanos

Se logran avances en el país, pero esta minoría aún tiene altas tasas de diabetes y obesidad

Los esfuerzos a largo plazo por mejorar la salud de los estadounidenses están dando resultados, aunque se mantienen las disparidades que afectan a minorías como los hispanos, de acuerdo con un reporte de United Health Foundation divulgado este jueves.

“Definitivamente es un reporte que muestra signos positivos en general cuando vemos que la inactividad física ha disminuido o que la obesidad y la diabetes han aumentado pero más lentamente”, dijo Russ Bennett, portavoz de United Health Foundation, que realizó la investigación.

Los investigadores del estudio “America’s Health Rankings” encontraron que el país muestra señales de mejora, con disminuciones en el número de hospitalizaciones por dolencias que pueden prevenirse, así como un aumento en la cobertura de vacunación entre niños y adolescentes.

Latinos muestran ciertas mejorías

El reporte encontró que en el caso específico de los hispanos, se han dado ciertas mejorías a largo plazo con respecto a la reducción del consumo de cigarrillos, así como la disminución de muertes a causa de enfermedades cardiovasculares y la mortalidad infantil.

Las hospitalizaciones por causas que pueden prevenirse en esta comunidad también disminuyeron el 11% en todo el país, de acuerdo con el informe.

“Algo muy positivo son las estadísticas que muestran que las hospitalizaciones por causas prevenibles en los hispanos disminuyeron en todo el país y esto indica que la gente está teniendo acceso y utilizando cuidados preventivos y no esperando al momento en el que tienen que acudir a la sala de emergencias para tratarse”, indicó Bennet.

Los latinos también mostraron mejoría en cuanto a la inactividad física, que en el último año pasó del 31.3% en 2014 al 29.6% de la población.

Aumentan la diabetes y obesidad

No obstante, pese a los avances logrados, aún persisten disparidades que afectan a esta minoría en cuanto a las tasas de diabetes, obesidad y niños que viven en la pobreza.

Entre los hispanos, la diabetes aumentó del 10.6% en 2014 al 10.8% en 2015, y muchos latinos no saben que tienen la enfermedad, por lo que los investigadores estiman que esta cifra puede ser aún mayor.

“La diabetes aumentó en todo el país, y entre los hispanos aumentó el 2%, lo que demuestra que no se ha hecho lo suficiente por crear conciencia entre los hispanos en cuanto a este problema”, señaló Bennett.

Si bien las muertes por problemas cardiovasculares disminuyeron el 23% en todo el país, al menos 183,8 de cada 100,000 hispanos murieron por esta causa.

Las muertes por cáncer disminuyeron el 4%, y 131,8 de cada 100,000 hispanos murieron a causa de esta enfermedad.

El vocero destacó la necesidad de educar más sobre salud a la población hispana para reducir la brecha que los separa de otros grupos en cuanto a este tema.

“Los hispanos todavía tienen un rezago y no han logrado cerrar la brecha que les afecta”, dijo el portavoz de United Health Foundation.

El desconocimiento del sistema, la barrera del lenguaje y la falta de acceso a servicios de cuidado preventivos de salud son parte de las barreras que, aseguró, afectan más a esta población.

“Algo que es muy importante de este estudio es que además de que lo veamos a nivel nacional, también lo veamos a nivel comunitario y veamos qué podemos hacer nosotros como comunidad para mejorar y superar estos retos”, dijo el portavoz.

El reporte calificó a Hawai como el estado más saludable, seguido por Vermont, Massachusetts, Minnesota y New Hampshire, mientras que Carolina del Norte fue el que mostró una mayor mejoría en el último año, al subir del puesto 37 al 31.

Este año, el estado de Luisiana ocupa el puesto número 50, con lo que desbanca a Mississippi del último lugar, que a su vez pasó al 49, seguido de Arkansas (48), West Virginia (47) y Alabama (46).