¡Las mujeres lo sabemos todo!

¡Las mujeres lo sabemos todo!
Foto: Shutterstock

Bien dicen que la intuición de una mujer es incomparable. ¿Qué decir de ese  sentimiento que solo una madre o una esposa puede describir cuando sabe que su hijo o su ser amado no está bien o algo le esta pasando aunque nadie se lo haya dicho?

Hace unos meses, tuve una conversación muy interesante con un grupo de amigos. Hablábamos de Pedrito, quien es un hombre casado y como dirían por ahí “hace y deshace en las calles”. Me refiro a las amiguitas, novias, aventuras amorosas, en fin.

Nos preguntábamos cómo era posible que su esposa no se hubiese dado por enterada de lo que estaba sucediendo. No era nuestro lugar ir y decírselo a ella, especialmente porque nuestra cercanía y amistad era con él. Eso si, nos rompíamos la cabeza tratando de entender  cómo este amigo era capaz de esconderle a su mujer una vida paralela que tenía y que para serles honesta, no escondía ante los ojos del público.

Irónicamente y pocos días después, tuvimos otra reunión de amigos y ella lo acompañó por primera vez. Entre risas y comentarios, la mujer nos miró a todos a los ojos, aprovechando que su esposo había salido según el, a comprar algo a la tienda y nos dijo: “no se preocupen por mi, yo se todo lo que él hace.”

Con mucha valentía, la joven, que apenas conocíamos abrió su corazón y nos dijo que ella no tenía que revisar el teléfono de su marido, ni su carro, ni mucho menos perseguirlo para saber que su esposo le estaba siendo infiel. Todos en la mesa nos quedamos sin palabras, pues no podíamos confirmarle nada a ella y tampoco podíamos quedarnos callados ante su confesión. La única palabra que pudo salir de nuestras bocas, fue: “habla con él.”

Pocas semanas después de tan incónmodo incidente, nuestro amigo nos contó que su esposa le  había pedido el divorcio. Cuando él le intentó dar una explicación, ya ella sabía todo.

Cada persona es diferente y tiene el derecho de actuar  de la forma que le considere adecuado en una situación así. En su caso, la mujer optó por quedarse con su esposo durante varios meses hasta que ya no pudo más, y terminó separandose de él.

Lo que me parece más increible de esta historia es como todos en el fondo sabemos lo que está ocurriendo y de una forma u otra, pareciera que nos hacemos los sordos, los ciegos y evitamos la realidad. Eso, mis amigos, creo que nos pasa con todo en la vida, en ocasiones queremos engañarnos hasta a nosotros mismos y no aceptar la verdad que tenemos en nuestro corazón.

Espero sus comentarios,

Carolina Sarassa

www.CarolinaSarassa.com

@CarolinaSarassa