Acusan de terrorismo a Enrique Márquez, amigo del autor de la masacre de San Bernardino

Las autoridades creen que habría planeado antes dos ataques, uno al Colegio Comunitario de Riverside y otro en la Autopista 91
Acusan de terrorismo a Enrique Márquez, amigo del autor de la masacre de San Bernardino
Enrique Marquez.
Foto: KTLA

Enrique Márquez, amigo de Syed Farook, uno de los atacantes de la masacre de San Bernardino; fue arrestado este jueves y acusado de conspirar para cometer actos de terrorismo, así como de la compra ilegal de dos fusiles de asalto AR-15 que se utilizaron en el atentado del 2 de diciembre que dejó 14 muertos y 21 heridos.

El latino de 24 años de edad, residente en la avenida Tomlinson de Riverside, también enfrenta cargos por matrimonio fraudulento al casarse con una cuñada de Farook de origen ruso, quien pagaba $200 dólares mensuales para poder calificar mediante el matrimonio para obtener la residencia permanente.

Lea también: Arrestan a Enrique Márquez, amigo de atacante de San Bernardino

La acusación criminal presentada el jueves en la Corte Federal del Distrito de Riverside señala que Márquez facilitó las armas a sabiendas de que se cometerían actos de terrorismo.

Incluso lo acusan de haber planeado dos ataques junto con Farook hace cuatro años, pero no los llevaron a cabo.

“Aunque esos planes no se llevaran a cabo, la conducta criminal de Márquez afectó profundamente al condado de San Bernardino, el sur de California y los Estados Unidos, dado que las armas compradas por él fueron usadas para matar a catorce personas inocentes y herir a muchas otras“, dijo en un comunicado la fiscal del distrito central de California, Eileen M. Decker.

Según los investigadores, Márquez se mudó de El Monte a Riverside en 2004 y de inmediato se hizo amigo de su vecino Farook, quien lo habría introducido a la ideología extremista del Islam al expresar desprecio por los musulmanes americanos que se enlistaban en el Ejército de Estados Unidos.

Desde entonces se hizo muy amigo de Farook y su esposa Tashfeen Malik, el matrimonio que, radicalizado por la ideología del grupo terrorista ISIS, protagonizó la balacera en el Inland Regional Center de San Bernardino y resultó abatido en un enfrentamiento con la policía.

Vigilia en San Bernardino para honrar a las víctimas de la masacre. Foto: Aurelia Ventura/La Opinión
Vigilia en San Bernardino para honrar a las víctimas de la masacre. Foto: Aurelia Ventura/La Opinión

Relaciones peligrosas

Enrique Márquez se convirtió al islam en 2007 y acudía de manera regular a una mezquita en Corona. Dos años después, Márquez mostró sus intenciones de ingresar a las fuerzas militares, poco después de que se registró el ataque en Fort Hood, Texas, donde murieron 13 soldados del Army.

El FBI asegura que para el año 2010, Márquez se había adentrado en la ideología de al-Aulaqi, un líder de Al-Qaeda en la península de Arabia, gracias al material de lectura que le era suministrado por Farook.

En 2011, cuando compró los dos fusiles de asalto AR-15, habría planeado junto con Farook dos ataques, uno al Colegio Comunitario de Riverside, donde ambos estudiaron y otro en la Autopista 91.

La idea era colocar explosivos en la cafetería de la escuela para obligar a los estudiantes a escapar por una salida y dispararles desde un segundo piso.

También colocarían bombas en la Autopista 91 para que los carros se detuvieran, ocasionar un congestionamiento y empezar a disparar desde posiciones distantes.

A pesar de que no concretaron esos atentados, Márquez y Farook continuaron su relación amistosa y en el 2012 solían asistir juntos a practicar el tiro al blanco.

De ser encontrado culpable, Márquez podría pasar 15 años en prisión por el delito de facilitar material para actos terroristas, otros 10 años por la adquisición ilegal de las armas y 10 años más por fraude migratorio.