Aumento de tasas de interés, ¿significa autos más caros?

La medida ha provocado expectativa en el sector automotriz
Sigue a El Diario NY en Facebook
Aumento de tasas de interés, ¿significa autos más caros?
La industria automotriz ofrece hasta ahora acuerdos atractivos con bajas tasas de interés.
Foto: Shutterstock

Con la primera alza en las tasas de interés de Estados Unidos en casi una década, las automotrices están a la expectativa, aunque por ahora no se espera que frene los préstamos para automóviles nuevos, según los analistas de la industria.

El banco central de Estados Unidos elevó las tasas en 0.25 puntos porcentuales, causando alarma en algunas automotrices que dependen mucho de su bajo financiamiento.

Por ahora, muchos fabricantes de automóviles siguen ofreciendo tasas históricamente bajas para autos nuevos, y el arrendamiento es una opción cada vez más popular para los compradores.

Las tarifas para los préstamos de autos usados se mantienen relativamente estables también. Aun así, el clima sigue siendo incierto. Una subida de tipos de la deuda federal a largo plazo podría causar que las tasas suban. Eso no sólo podría hacer préstamos más caros para los compradores de autos nuevos, sino que en realidad harían que los propios vehículos sean más caros.

Si eso ocurre, las tasas de interés históricamente baja disponibles para financiamiento de nuevos vehículos subirá, pero la subida podría ser insignificante. En este momento, no es raro ver a los fabricantes de automóviles ofrecer tarifas especiales de promoción de 0 por ciento, 0.9 por ciento y 1.9 por ciento, siempre que el comprador tenga buen crédito. En general, la tasa promedio para un préstamo de un vehículo nuevo en cuotas de 60 meses está justo por encima del 4 por ciento.

“No esperamos que las tasas de préstamos para automóviles suban en el corto plazo, especialmente con los fabricantes de automóviles que continúan ofreciendo exitosas promociones bajo APR”, dijo un analista de la industria esta semana.

“Hemos visto sobre todo en los últimos meses que cada vez más los compradores se interesan en estas bajas tasas de interés, por lo que, siempre y cuando continúen respondiendo a estos acuerdos, los fabricantes de automóviles van a hacer todo lo posible para continuarlas”.

En 2015, casi el 10 por ciento de los préstamos de los distribuidores fueron financiadas a un cero por ciento. Gracias a ello, se espera que las ventas de automóviles lleguen a 17 millones este año por primera vez desde la Gran Recesión.

La junta de gobernadores de la Reserva Federal afirmó que espera que las condiciones económicas se desarrollen de manera que se justifiquen sólo aumentos graduales en los tipos de interés en el futuro, algo que podría afectar las transacciones de autos tanto usados como nuevos.