Desamparados demandan al NYPD y a Bill de Blasio

Denuncian trato ilegal de las autoridades durante operativos de desalojo  

Las quejas por las presencia de desamparados se han disparado en la ciudad.
Las quejas por las presencia de desamparados se han disparado en la ciudad.
Foto: Mariela Lombard / El Diario

Los colectivos de defensa de los desamparados de Nueva York anunciaron el lunes que demandarán al Departamento de Policía y a la Alcaldía al considerar que están recibiendo un tratamiento injusto e ilegal.

“Los sin techo de Nueva York hemos sido el blanco del Departamento de Policía en los últimos meses para expulsarnos de plazas y lugares públicos y retirarnos posesiones pese a no estar violando ninguna ley”, dijo el colectivo en un comunicado.

El alcalde Bill de Blasio anunció este año un nuevo plan para reducir el elevado número de ciudadanos que carecen de una vivienda en Nueva York, unos 60,000, pero las medidas del Ayuntamiento no fueron bien recibidas por este colectivo vulnerable, que opina que la Policía actúa con más contundencia desde entonces.

El plan de De Blasio pasa por sondear las calles de la ciudad en busca de personas sin techo e introducirlas a los servicios y trabajadores sociales que ofrece la Alcaldía para ayudarles a hallar cobijo con la llegada del invierno.

“Si hacemos bien nuestro trabajo, cada persona podrá encontrar un camino fuera de la calle“, resumió el Alcalde.

La acción ha sido cuestionada y fue percibida como una amenaza por el colectivo sin hogar, que anunció el lunes  medidas legales en contra de la Policía para protegerse de las “tácticas cada vez más agresivas de la policía”.

Los sin hogar, asistidos legalmente por la asociación civil Unión de Libertades Civiles de Nueva York, recordaron a la administración que el plan aprobado por De Blasio “es incoherente” con el trabajo que se realiza desde la Casa Blanca.

El gobierno de Obama, según recuerda el comunicado, defendió que expulsar a los sin techo de sus campamentos en lugares públicos “no es la solución y solo generaría más dificultades para encontrar soluciones reales al problema”.