De Blasio defiende a Bill Bratton tras acusaciones de Ray Kelly

"Bill Bratton tiene estándar de oro", dijo el alcalde.

De Blasio defiende a Bill Bratton tras acusaciones de Ray Kelly
Foto: Mariela Lombard / El Diario

El alcalde De Blasio defendió al Departamento de Policía de la ciudad (NYPD), luego de las acusaciones que hizo el excomisionado Ray Kelly sobre las estadísticas de crimen.

A pesar de que aumentaron un poco los asesinatos este año en comparación con el 2014, los funcionarios esperan que se disminuyan los crímenes más graves a final de año.

Bill Bratton tiene estándar de oro. Él certifica 100% que estamos usando el mismo estándar para medir el número de crímenes que utilizaba Ray Kelly”, dijo De Blasio a CBS. “Eso se heredó de Kelly. Son las mismas medidas. Y así, me sorprende que el Comisionado se haga esas preguntas”.

Sin embargo, según informa el New York Post, el Departamento de Policía de Los Angeles sí manipuló las estadísticas de crimen, incluyendo durante el período en que Bratton dirigía aquel departamento. Un análisis de aquel departamento informó de estas irregularidades a principios de año.

De Blasio también contradijo el comentario de Kelly de que ocurrirán más ataques como la masacre en San Bernardino, comentando que la Policía ha reforzado sus vínculos con las autoridades federales bajo el mando de Bratton.

LEE TAMBIÉN: Ray Kelly acusa a Bratton de manipular estadísticas de crimen

“Creo que nuestra capacidad es más fuerte que nunca”, dijo. “Pienso que el NYPD ha demostrado su habilidad para prevenir estos ataques”. 

En los últimos dos años, Kelly y Bratton se han atacado mutuamente de manera periódica.

“Creo que se debe mirar a esos números bien porque hay algunos problemas con esas estadísticas que están publicando”, dijo Kelly en AM 970. “Pienso que hay un tipo de redefinición ocurriendo sobre la cantidad de tiroteos que están ocurriendo”.

Un estudio reveló que ahora se han disminuido las acciones para aplicar las leyes, con 800,000 menos durante el primer año de De Blasio comparado con el último año de Bloomberg, en el 2011. Esto se debe, según el estudio, a que son menos frecuentes el stop-and-frisk, las violaciones de calidad de vida y el arresto por crímenes menores.