Obreros Unidos de Yonkers reciben liquidación por sueldos sin pagar

Obreros Unidos de Yonkers reciben liquidación por sueldos sin pagar
Caridades Católicas y sus socios han logrado recuperar un estimado de $93,000 en salarios no pagos en los últimos tres años. /ARCHIVO

En mayo de 2015, 75 trabajadores asistieron a un curso de Seguridad Ocupacional y Administración de Salud (OSHA) 10, organizado por Obreros Unidos de Yonkers y Caridades Católicas con la participación de varios instructores autorizados de la Red Nacional de Jornaleros, conocida en inglés como National Day Laborer Organizing Network (NDLON). OSHA es una organización federal del Departamento de Trabajo que garantiza condiciones de trabajo seguras y saludables para los trabajadores al hacer cumplir las normas y proporcionar capacitación en seguridad laboral.

Después de graduarse del entrenamiento, dos de los participantes, Samuel Cruz y Juan Cuevas volvieron a su sitio de trabajo en Manhattan, TDI Restoration, e implementaron lo que habían aprendido en el curso. Aunque ya habían visto anteriormente diversos problemas en su lugar de trabajo, ellos no habían hecho nada. A través de la capacitación de OSHA, se dieron cuenta de que tan grave las condiciones eran y vieron que sus vidas estaban en peligro.

Junto con un tercer trabajador, Fernando Salinas, ellos se enfrentaron a su empleador respecto a las varias violaciones. La más notoria fue que los arneses que ellos utilizaban en el trabajo no estaban unidos a una línea de emergencia, los cascos estaban rotos, los guantes estaban desgarrados y eran los inadecuados, y que ellos necesitaban respiradores para protegerse del humo. Cuando ellos expresaron sus preocupaciones al supervisor, se les dijo que su elección era seguir trabajando en las mismas condiciones peligrosas, o irse.

Inmediatamente después de salir de su trabajo, los trabajadores fueron a Obreros Unidos de Yonkers en donde fueron asistidos en su denuncia oficial y queja contra la compañía. Después de varios meses, Samuel, Juan y Fernando hicieron historia en el estado de Nueva York al convertirse en los primeros jornaleros en ganar un caso y recibir un pago por su demanda a la compañía; pero lo más importante es que el contratista también de vio obligado a implementar la protección de seguridad necesaria para garantizar la vida de todos los trabajadores.

“Por tomar los cursos de Seguridad de Construcción de OSHA, aprendimos cuáles eran nuestros derechos y lo que teníamos que hacer para protegernos. No importa si estamos documentados o no, estamos protegidos por la ley”, dijo Samuel Cruz

Mientras Caridades Católicas y sus socios han logrado recuperar un estimado de $93,000 en salarios no pagos en los últimos tres años, este caso fue la primera vez que Jornaleros presentaban una reclamación directamente a OSHA. La asociación entre Caridades Católicas y OSHA y el componente de educación y capacitación de OSHA fueron cruciales para el éxito en la recuperación de estos salarios sin pagar y el pago de las demandas.