Otorgan fondos para que 1,000 reos tomen clases universitarias

El gobernador y el fiscal de Manhattan anunciaron una iniciativa que busca la rehabilitación una vez los presos dejen las cárceles

Guía de Regalos

Otorgan fondos para que 1,000 reos tomen clases universitarias
Muchos arrestados son trasladados a Rikers Island por no disponer de dinero en efectivo para pagar la fianza.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

Nueva York-  El gobernador Andrew Cuomo y el fiscal de distrito de Manhattan Cyrus Vance destinarán $7.5 millones para financiar la educación de prisioneros, mediante un programa que pretende que los títulos universitarios ayuden a la población penal a no caer en la cárcel nuevamente.

“A pesar de todo el progreso que hemos logrado, aún hay demasiados jóvenes que quedan atrapados en nuestro sistema de justicia criminal sin salida, y ya es tiempo de que esto cambie”, dijo Cuomo. “No puede ser que todas las puertas estén cerradas, excepto la puerta giratoria de vuelta a la prisión. Debemos romper este ciclo vicioso para el mejoramiento y la seguridad de nuestras comunidades y de muchas familias a través del estado”.

Los fondos serán entregados por la oficina del Fiscal de Distrito de Manhattan a través de cinco años y financiarán programas educacionales en el sistema correccional del estado para beneficiar de entre 800 a 1,000 personas. Los que opten por los programas podrán recibir instrucción universitaria y lograr un grado asociado, de bachillerato o de industria. El Instituto de Gobernanza Estatal y Local de CUNY administrará la iniciativa.

“Los programas de reentrada son la forma más significativa y efectiva en cuanto a costos de reducir la reincidencia y mejorar la seguridad pública”, dijo el fiscal Vance. “Enviar a alguien a prisión sin una estrategia de rehabilitación es una falla en reconocer el potencial de cambio positivo de un individuo”.

En la actualidad, este tipo de programas tienen largas listas de espera y son financiados por entes privados. Esta iniciativa permitirá que instituciones educativas entreguen educación en las prisiones a partir del otoño de este año. CUNY y SUNY serán socios del programa y velaran por su correcto funcionamiento.

De acuerdo a una investigación de la corporación RAND, las personas que participan en iniciativas educativas en la cárcel tienen un 50% menos de probabilidades de reincidir y tienen un 13% más de probabilidades de obtener empleos al salir de prisión.

A su vez, los programas de rehabilitación son más efectivos en cuanto a costos a largo plazo: Por cada dólar invertido en educación para prisioneros se reducen los gastos carcelarios entre $4 y $5 durante los tres años luego de la liberación.