Obama empuja la tecnología de autoconducción

Su administración invertirá $4,000 millones en proyectos piloto

Guía de Regalos

Obama empuja la tecnología de autoconducción
Foto: Google

Luego de dar su discurso en su último Estado de la Unión acerca de la inversión en el sistema de transporte del país, el presidente Obama y su secretario de transporte, Anthony Foxx, anunciaron un plan a 10 años de $4,000 millones para financiar proyectos piloto que acelerarían la aprobación de los vehículos de conducción autónoma.

“Estamos en la cúspide de una nueva era en la tecnología del automóvil con un enorme potencial para salvar vidas, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y transformar la movilidad para el pueblo estadounidense”, señaló el secretario de Foxx en un comunicado desde el Auto Show de Detroit.

“Las acciones de hoy y las que vamos a seguir en los próximos meses, van a proporcionar la base y el camino a seguir para los fabricantes, los funcionarios estatales y los consumidores, que los lleve a utilizar las nuevas tecnologías y alcanzar completo potencial de seguridad”, agregó Foxx.

Si el programa del presupuesto federal es financiado en el año fiscal 2017, pondrán a prueba los sistemas del vehículo conectados en corredores designados en todo el país y trabajarán hacia un marco regulatorio para cubrir la industria en varios estados.

Los reguladores federales están reconociendo que muchos de los círculos tecnológicos que han argumentado durante años son eficaces, ya que la gran mayoría de los accidentes automovilísticos son causados por errores humanos.

“La NHTSA está utilizando todas sus herramientas disponibles para acelerar el despliegue de las tecnologías que pueden eliminar el 94 por ciento de los accidentes fatales que involucran un error humano“, dijo el administrador de la NHTSA, Marcos Rosekind, en un comunicado.

“Vamos a trabajar con nuestros socios estatales hacia la creación de una política nacional coherente sobre estas innovaciones, ofrecer opciones, ahora y en el futuro para los fabricantes que buscan desplegar vehículos autónomos, y mantener nuestra misión primordial, que es la seguridad en todas las etapas”, agregó Rosekind.

Por ahora casi no hay detalles de los nuevos programas piloto, más allá de la exploración de una política nacional coherente con respecto a los vehículos de autoconducción, que permite a las empresas de automóviles y tecnológicas, probar y evaluar nuevos automóviles.