¿El Nissan GT-R será un modelo de autoconducción?

La automotriz ha expresado su intención de convertirlo en un vehículo de autoconducción
¿El Nissan GT-R será un modelo de autoconducción?
Un deportivo como el Nissan GT-R muy probablemente enfrentará más trabas antes de poder ser de autoconducción.
Foto: Nissan

El Nissan GT-R ha sido durante mucho tiempo y desde su antecesor, el Datsun 240, un súper deportivo que las personas usan todos los días para ir al trabajo y disfrutar cada momento de su conducción. Pero eso puede cambiar en un futuro, ya que en los próximos años este súper deportivo podría llevarte a todos lados sin que tengas que conducir.

Según Richard Candler, jefe de estrategias de productos de avanzada de Nissan, destacó un posible Nissan GT-R con un modo de autoconducción en el futuro, algo impensado para un deportivo.

Para los que son débiles de corazón, pero amantes de los deportivos, puede ser la mejor manera de salir a disfrutarlo. Candler también señaló que los futuros vehículos autónomos podrían utilizarse como simuladores de videojuegos para permitir a los conductores viajar de forma autónoma a la oficina, o como si estuvieran en una carrera, disfrutarlo desde el asiento del conductor.

“No estamos tratando de hacer transportes deportivos totalmente autónomos, pero sí que te lleven de un lugar a otro”, señala Candler. “El conductor sabrá elegir cuando quiera tomar el sistema y cuando no”.

Pero sin duda, a la hora de abordar los muchos tramites burocráticos y legislaciones que rodean el futuro de los vehículos de autoconducción, los deportivos tendrían muchas trabas.

No creo que sea el Nissan GT-R el primer modelo de tecnología autónoma de Nissan, ya que para tener un cierto nivel de autonomía de conducción que se espera para el 2020, los modelos elegidos serán los más sencillos.

El fabricante de automóviles planea aumentar gradualmente la capacidad de sus características de autoconducción cada año, comenzando por mantener el carril de manejo, la aceleración, la parada y la dirección, tan pronto como este año en algunos modelos.

El GT-R no se pondrá automático en torno a una pista como un piloto de carreras, pero es probable que desempeñe un papel secundario para estudiar más características de autoconducción que luego pueden ser derivadas a otros modelos.