Los latinos se ponen serios con su crédito

El 72% de los miembros de esta comunidad han dicho en un estudio de Chase que desean mejorar su puntaje este año
Los latinos se ponen serios con su crédito
Pagar las facturas a tiempo afecta al 35% de los cálculos del cálculo del puntaje de crédito./Shutterstock
Foto: Shutterstock

Aunque muchos miembros de la comunidad latina no tienen cuentas con los bancos, o las tienen muy ocasionalmente, y la mayoría califica su situación personal financiera de forma negativa, un elevado porcentaje, el 72%, dice que este año se ha propuesto mejorar su informe y puntaje crediticio.

Es lo que han dicho a los entrevistadores que han hecho el estudio Chase Slate 2016 Credit Outlook y es un porcentaje mucho mayor que el resto de las comunidades. El 70% de los latinos creen que un mejor puntaje crediticio les permite “una mayor felicidad y oportunidades”.

Tal y como está planteado el sistema financiero en EEUU, desde luego, abre puertas ya que para optar a un crédito que permita comprar una casa, un carro o pagar los estudios se necesita un buen puntaje crediticio para ser considerado para el préstamo y que los costos de este no sean elevados. Cuanto mejor es el puntaje de crédito, menos se penaliza la devolución con tasas de interés.

Y ¿cuáles son los pasos para mejorar el crédito? “El primero es saber el número de cada uno”, explica Famoosh Torabi, experta en finanzas personales de Chase. Y según el estudio hecho por este banco, los latinos no hacen del todo los deberes. El 54% de ellos ha comprobado su puntaje frente al 60% del resto de los americanos y uno de cada 20 latinos no lo ha mirado nunca, en algunos casos por miedo a comprobar que su número es bajo. “Pero hay que entender dónde está cada uno para empezar a trabajar sobre ello”, explica Torabi.

“Contrariamente a lo que la gente cree, mirar el puntaje de crédito no tiene un impacto negativo en este”, recuerda Torabi. Cuando quien mira el crédito es una entidad financiera para considerar el mérito de quien demanda un préstamo, la llamada hard equiry, entonces si tiene impacto pero es mínimo.

El plan más popular para mejorar el puntaje crediticio es pagar las facturas a tiempo (el 65% planea hacerlo). Según Torabi es una buena estrategia porque el 35% de los cálculos del puntaje final se deducen de ello. “Es bueno que se automaticen los pagos para asegurar que se hacen en el momento que se deben”, aconseja. La actividad de pagos se actualiza cada mes y eso poco a poco se traslada a la historia crediticia y al número final.

El segundo paso es pagar las deudas. Es la estrategia del 60% de los latinos y algo que es más fácil decir que hacer. En el caso de las tarjetas de crédito en la factura mensual suele especificarse cuánto se tarda y cuánto cuesta (una vez añadidos los intereses) pagar las tarjetas con el pago mínimo. Es aconsejable recortar presupuestos y hacer un esfuerzo para pagar cuanto más mejor en el menor tiempo posible.

La tercera estrategia es mantener los balances de las tarjetas de crédito bajas. Es decir, tener un ratio bajo de endeudamiento con respecto a la línea de crédito. “Deber menos del 30% de lo que se tiene a disposición”, aclara esta experta. “La gente con los mejores puntajes de crédito apenas usa el 10% de la línea de préstamo de su tarjeta”, explica Torabi.

¿Qué significan los números?

Según el puntaje de FICO, el más popular:

  • 300-629: mal crédito
  • 630-689: Crédito regular
  • 690-719: Buen crédito
  • 720 and up: Crédito excelente