Fracasa acuerdo para regular caballos en el Central Park

La medida, largamente buscada por el Alcalde, ya no será votada el viernes por el Concejo como estaba previsto
Fracasa acuerdo para regular caballos en el Central Park
Los carruajes de caballos seguirán circulando por el Central Park.
Foto: Twitter//@empele10 / Twitter//@empele10

Nueva York- El punto final a la discusión se iba a poner este viernes: el Concejo Municipal votaría por disminuir y regular los carruajes de caballos en el Central Park, algo que el alcalde Bill de Blasio prometió en su campaña electoral. Sin embargo, el jueves todo se desplomó.
Los concejales ya habían manifestado dudas sobre la necesidad de realizar este voto tan rápidamente, pero a esto se sumó la negativa del sindicato Teamsters a apoyar esta iniciativa.
“Negociamos en buena fe con el Concejo Municipal y los Teamsters para llegar a este acuerdo”, dijo el Alcalde en un comunicado. “Los términos de éste no han cambiado en las últimas semanas, pero hoy los Teamsters decidieron retirarse de este justo compromiso al que ya habían apoyado”.
El sindicato representaba a los conductores de estos carruajes en el acuerdo. En este se iba a disminuir la cantidad de caballos de 180 a 110 antes de diciembre. Además, se propuso construir nuevos establos dentro del parque y, cuando éstos estuvieran funcionando, el número de animales iba a bajar a 95.
Pero, mientras se daban pasos para lograr aprobar la propuesta, surgieron nuevas voces críticas, entre ellas la de los conductores de pedicabs, a los que se les prohibiría circular en ciertas áreas, reservadas para los carryahes. A su vez, ciertos grupos defensores de animales protestaron, ya que ellos buscaban la prohibición total de los carruajes, como De Blasio en un momento propuso.
Entre tanto, en el Concejo Municipal, algunos políticos pidieron más trabajo en la medida. “Estamos proponiendo legislación sin tener un estudio”, dijo el concejal David Greenfield, frente a los miembros de la Oficina de Operaciones de la Alcaldía. “En el caso de Uber, se hizo un estudio y luego de propuso una legislación”.
Lo que habría terminado por sepultar esta propuesta, en todo caso, serían los mismos choferes, los que no estuvieron de acuerdo con la ley.

“La primera prioridad de los Teamsters son siempre nuestros miembros y sus vidas. Con la legislación ahora finalizada, nuestros miembros no están seguros de que ésta entregue un futuro viable a su industria”, dijo George Miranda, presidente del consejo 16 del sindicato. “No podemos apoyar la ley de carruajes de caballos que hoy está en el Concejo Municipal”.
“Aunque estamos decepcionados de que esta propuesta no sea considerada el viernes, la gente de la ciudad sabe en lo que creemos y seguiremos trabajando en un nuevo camino con este tema”, dijo De Blasio.
Sin embargo, algunos concejales no están tan seguros de que se deba seguir presionando al respecto. “Esto ha seguido por demasiado largo y yo diría que ha habido demasiado intentos de hacerlo”, dijo el concejal Jimmy Van Bramer. “Estos no han sido exitosos y deberíamos mirar asuntos más importantes y apremiantes”.