Disminuyen arrestos por posesión de marihuana en NYC

La baja es un reflejo de la nueva política de detenciones por este motivo que implementó el NYPD en el 2014

La Asociación médica de California apoya la legalización y regulación del uso de marihuana, como ya lo es el uso de alcohol.
La Asociación médica de California apoya la legalización y regulación del uso de marihuana, como ya lo es el uso de alcohol.
Foto: Archivo / La Opinión

En el 2015, los arrestos por posesión de marihuana disminuyeron en la ciudad de Nueva York, según informaron funcionarios del estado.

Nuevas estadísticas muestran que el Departamento de Policía (NYPD) hizo 16,500 arrestos por posesión de marihuana en 2015, siendo esta la primera vez que los arrestos han disminuido a menos de 17,000 desde 1996.

LEE TAMBIÉN: Hospitales de NY tratarán a niños epilépticos con marihuana medicinal

Autoridades policiales afirmaron que esta disminución en el número de arrestos ha permanecido por cuatro años.

“La nueva política de arrestos por posesión de marihuana que implementamos en el 2014 tiene como propósito reducir los arrestos innecesarios que podrían afectar a personas jóvenes, dándoles un récord criminal por una violación menor”, dijo Monica Klein, la secretaria de prensa del alcalde Bill de Blasio al medio Vocativ. “Y la significativa disminución en los arrestos por marihuana reflejan esta política”.

LEE TAMBIÉN: Estrés postraumático no califica para ser tratado con marihuana medicinal

El año pasado se dio la disminución más significativa, con un 42% menos de los que se dieron en el 2014 -con 26,000 arrestos- y un 67% menos en comparación con el 2011.

LEE TAMBIÉN: Nueva York lista para ofrecer marihuana medicinal

“Nueva York finalmente está comenzando a eliminar la vergonzosa fama de ser la capital de arrestos por marihuana en el mundo“, dijo Kassandra Frederique, directora de la Alianza de Políticas de Drogas del estado a Vocativ. “Durante los últimos 20 años, más de 700,000 vidas han sido afectadas por las políticas crueles de arrestos por marihuana. Debemos reparar los daños que ha traído la prohibición de la marihuana y acabar con las prácticas prejuiciosas que han arruinado las vidas de tantos jóvenes afroamericanos y latinos de Nueva York”.