Arrestado por no pagar salarios

El propietario de una clínica de salud adeuda a los trabajadores un total de $110,186.22 

Guía de Regalos

 Arrestado por no pagar salarios
Arthur Anyah, si es declarado culpable enfrenta hasta cuatro años de prisión.

El dueño de una agencia de atención médica de Peekskill, en el condado de Westchester fue arrestado ayer bajo cargos  estafar a 52 empleados al no pagarles salarios atrasados y de fraguar documentación reportando sueldos que en realidad nunca fueron  pagados.

El anuncio del arresto de Arthur Anyah, propietario de Mical Home Health Care fue hecho por el fiscal general Eric T. Schneiderman.

Anyah y su empresa fueron acusados de delitos graves relacionados con su presunta falta de pago de salarios a asistentes de cuidado de la salud por todas las horas que habían trabajado, tal como lo requiere la ley del Estado de Nueva York. Si es declarado culpable, Anyah enfrenta hasta cuatro años de prisión.

“Mucha gente en nuestras comunidades dependen de ayudantes de la salud, y estos ayudantes deben ser tratados de manera justa”, dijo el fiscal Schneiderman. “Mi oficina tomará acción decidida, que incluye la presentación de cargos criminales, contra cualquier empleador que viole la ley al no pagar a los empleados por su trabajo”.

De conformidad con la acusación formal de 18 cargos y acción civil paralela, entre diciembre de 2012 y junio de 2015, Anyah y Mical Home Health Care contrataron a trabajadores para proporcionar servicios de atención médica a los pacientes, y para ejecutar las operaciones administrativas de la empresa. Los servicios prestados por los asistentes a domicilio de Mical Home Health Care incluyen el cuidado de ancianos, enfermos y discapacitados. Los cuidadores ayudaban a sus clientes con necesidades básicas diarias como bañarse, la preparación de alimentos, y ayudar a ir al baño. Anyah y Mical Home Health Care supuestamente indujeron a los asistentes a seguir trabajando haciéndoles creer que con el tiempo se les pagaría. Mediante este esquema, los demandados son acusados de privar a los trabajadores de miles de dólares que se les adeudan.

“A los auxiliares de atención médica en el hogar se les confía el cuidado de algunos de nuestros ciudadanos más vulnerables. Trabajan largas y duras horas y merecen ser pagados por el valioso trabajo que hacen “, dijo la comisionada interina del Departamento de Trabajo del Estado de Nueva York Roberta Reardon.

Según la acción civil presentada por fiscalía general, el 28 de enero de 2016, Anyah y Mical no pagaron a 52 trabajadores un total de $110,186.22 en salarios entre el 8 de diciembre de 2012 y el 21 de junio de 2015. Además, después de que numerosos trabajadores renunciaron porque no recibían pagos, los acusados presuntamente contrataron a nuevos trabajadores, a quienes tampoco pagaron todas las horas que trabajaron y les indujeron a seguir trabajando con la promesa de un futuro pago.

La acción fiscal Schneiderman busca de recuperar el dinero adeudado a los 52 trabajadores y ha obtenido una orden de decomiso que permite la toma de hasta $110,186.22, ya sea de Anyah o Mical Home Health Care.

Además de negarse a pagar a sus trabajadores, los acusados supuestamente crearon documentos fiscales falsos, tales como formularios W-2 reportando salarios que nunca fueron efectivamente pagados a los trabajadores, y no pagaron las cotizaciones al seguro de desempleo del estado de Nueva York requeridos para todos los empleados.

La acusación, presentada en el Tribunal Supremo de Westchester, acusa a Anyah y Mical Home Health Care de un cargo de fraude en primer grado, cuatro cargos de falsificación de registros comerciales en primer grado,  cinco cargos de falta de pago de salarios de acuerdo con la legislación laboral y seis cargos de omisión intencional de pagar una contribución al fondo de seguro de desempleo.