Dan plazo a precandidatos para explicar agenda “pro-latinos”

Organizaciones latinas tendrán presencia en las convenciones demócrata y republicana en julio próximo

Dan plazo a precandidatos para explicar agenda “pro-latinos”
Foto: Archivo / La Opinión

WASHINGTON.- Líderes de una coalición de 40 organizaciones latinas en EEUU dieron este jueves plazo, hasta el próximo 25 de marzo, para que los precandidatos presidenciales expliquen su agenda para ganarse el voto hispano en noviembre.

Bajo el paraguas de la Agenda Nacional de Liderazgo Hispana (NHLA, en inglés), los activistas divulgaron su propia agenda de políticas públicas y prioridades del electorado latino, incluyendo un aumento del salario mínimo y la extensión de ciertos créditos tributarios, y pidieron que los aspirantes presidenciales entreguen sus respuestas a un cuestionario el 25 de marzo.

Tanto afuera del Capitolio como en un panel del Congreso y en un encuentro con la prensa, los activistas destacaron la urgencia de que el Congreso y el próximo presidente del país respondan a los problemas más acuciantes de la comunidad hispana en EEUU, sobre todo porque, como en elecciones presidenciales anteriores, ésta tendrá un gran peso en las urnas este año.

En el acto, el congresista demócrata por California, Xavier Becerra, dio su respaldo al documento de NHLA, aunque matizó que, en realidad, es una agenda para el avance todos los estadounidenses, no sólo los latinos.

“Estamos acá para decir simplemente que todos nosotros, como líderes de estadounidenses, estamos acá para aspirar. Sabemos lo que significa soñar y trabajemos para que esta agenda presentada hoy sea una realidad para todos”, dijo Becerra.

Según explicó Héctor Sánchez, presidente de la NHLA, la lista de prioridades debe servir como una “hoja de ruta” para los aspirantes presidenciales que quieren ganarse el apoyo de los votantes latinos.

“Es nuestra guía para colaborar con el Congreso y con la Casa Blanca”, subrayó Sánchez, cuyo grupo prevé asistir a las convenciones de ambos partidos políticos en julio próximo.

Se calcula que poco más de 13 millones de hispanos acudirán a las urnas el próximo 8 de noviembre, muchos de ellos en estados clave que determinarán la victoria o derrota de los candidatos en liza.

Así, los representantes de NHLA enviaron además un cuestionario a los precandidatos presidenciales en busca de propuestas para el avance social y económico de los latinos.

Del lado demócrata, tanto Hillary Clinton como Bernie Sanders cortejan agresivamente el voto hispano, reiterando su promesa de defender y ampliar los alivios migratorios anunciados por el presidente Barack Obama, que siguen congelados en los tribunales.

Del lado republicano, ha habido escasa o nula mención sobre prioridades que atañen a los latinos pero, en cambio, candidatos como el magnate empresarial, Donald Trump, han aumentado su retórica incendiaria contra los inmigrantes.

Prioridades latinas

Además del cuestionario, la NHLA enumeró una serie de recomendaciones en áreas como la creación de empleos y oportunidades económicas; mejoras educativas; una reforma migratoria; rendición de cuentas del gobierno; mayor acceso a servicios de salud; la defensa de los derechos civiles, y la protección del medio ambiente y fuentes de energía.

También respaldó que se ayude a Puerto Rico a responder  a su grave crisis fiscal mediante la reestructuración de su deuda pública.

Thomas A. Sáenz, vicepresidente de NHLA y presidente de MALDEF señaló que la lista es variada porque las inquietudes de los latinos son múltiples, más allá del tema migratorio, y es un error encasillar a los cerca de 58 millones de latinos como una “comunidad monotemática.”

Algunas de las prioridades delineadas hoy, como el aumento del salario a $15 la hora, ya han sido promovidas por líderes demócratas en el Congreso pero afrontan una fuerte oposición republicana.

En el área de inmigración, el Senado ya había aprobado una reforma migratoria integral que, entre otros elementos, permitía la legalización de la población  indocumentada. Pero esa reforma quedó sepultada en el Congreso ante la negativa de los republicanos de la Cámara de Representantes de siquiera estudiar el plan reformista.

Según los activistas, el asunto ha adquirido mayor urgencia ante la continua migración ilegal desde Centroamérica debido a la violencia en la región.

El informe también recomienda aumentar la representación de los empleados latinos en el gobierno federal, tomando en cuenta que aunque en 2014 conformaron el 16,1% de la fuerza laboral civil, fueron apenas el 8,4% del total de empleados públicos.