Clinton: “Mañana esta campaña se vuelve nacional”

En su primera victoria en el sur profundo de EEUU, Clinton retoma temas de justicia social, incluyendo reforma migratoria

Clinton gana de forma abrumadora la primaria demócrata en Carolina del Sur frente a Bernie Sanders.
Clinton gana de forma abrumadora la primaria demócrata en Carolina del Sur frente a Bernie Sanders.
Foto: María Peña / Impremedia

COLUMBIA, Carolina del Sur.- Con el apoyo abrumador de la comunidad afroamericana, Hillary Clinton logró este sábado su primera victoria en el sur profundo de EEUU al imponerse sobre Bernie Sanders en la primaria demócrata de Carolina del Sur, comenzando a despejar el camino hacia la nominación.

“Hoy ustedes enviaron un mensaje: en EEUU, cuando nos unimos, no hay barrera demasiado grande que no podamos romper… mañana, esta campaña se vuelve nacional”, dijo Clinton durante un discurso de unos 15 minutos, en el que interrumpida por aplausos de centenares de partidarios en el gimnasio de la Universidad estatal de Carolina del Sur.

“Vamos a por cada voto en cada estado. No vamos a tomar nada ni a nadie por sentado”, prometió Clinton, quien continuará su gira nacional mañana .

Te puede interesar: Clinton logra despejada victoria en Carolina del Sur con el apoyo afroamericano

Se trata de una victoria decisiva –la segunda consecutiva después de ganar Nevada- de cara al “Super martes” del próximo 1 de marzo en el que 11 estados realizarán primarias.

Los resultados de esa justa ayudarán a moldear la narrativa para ambos candidatos que disputan la nominación presidencial del Partido Demócrata.

Data curated by InsideGov

Al agradecer el apoyo de los votantes, Clinton salpicó su discurso con referencias a temas de justicia social, como la equidad salarial para las personas, la enorme deuda estudiantil, la reforma de Wall Street, y la reforma migratoria para proteger a los indocumentados de la deportación.

En clara alusión al magnate empresarial, Donald Trump, quien lidera en las encuestas del lado republicano, Clinton afirmó que el país no necesita “muros” sino formas de “romper las barreras” que impiden el avance social de la mayoría de los estadounidenses.

Sin mencionarlo por nombre, Clinton se burló del lema de su campaña de “hacer grande a EEUU de nuevo” (“Make America great again”), matizando que lo que el país necesita es recuperar la unidad nacional.

Según encuestas a boca de urna, ocho de cada diez votantes afroamericanos votaron por Clinton, quien además ganó entre la mayoría de mujeres y votantes mayores de 30 años.

Esos grupos demográficos conformaron, según analistas congregados en el salón, la pantalla “cortafuegos” que la pone en terreno firme hacia la nominación este verano. Sanders, que representa a un estado con mayoría blanca, ha tenido problemas de acercamiento con

Sanders no se rinde

Pero Sanders, que sigue gozando de popularidad entre los jóvenes e independientes por su llamado a una “revolución política”, dejó en claro en un comunicado y en Twitter que la campaña “apenas está comenzando”, y él no piensa abandonar la contienda.

Fuentes allegadas a su campaña confirmaron a este diario que Sanders no tiene motivos para “tirar la toalla” ahora, así como no lo hizo Clinton cuando perdió la primaria demócrata en Carolina del Sur en 2008 frente al ahora presidente Barack Obama.

Sanders pasó el día en sendos actos electorales en Texas, uno de los estados del “Super martes”, como parte de un denodado esfuerzo aritmético para sumar apoyo entre los delegados clave para la nominación presidencial.  Otros estados en disputa el próximo martes incluyen Alabama Oklahoma, Massachusetts, Minnesota, Colorado, y el estado que Sanders representa en el Senado, Vermont.

Como señal de la reñida contienda presidencial, la victoria de Clinton en Carolina del Sur se produjo el mismo día en que sus rivales republicanos subieron volumen a los insultos mutuos.

COBERTURA ESPECIAL DE LAS ELECCIONES