Investigan posibles ritos satánicos en muerte de animales en Long Island

El caso más reciente fue un perro de raza pit bull de siete meses que apareció a finales de febrero con signos de tortura colgado de la rama de un árbol
Investigan posibles ritos satánicos en muerte de animales en Long Island
Flickr

NUEVA YORK  —  Un grupo de defensa de los animales está investigando la posible vinculación de ritos satánicos con la aparición de animales muertos en los últimos dos años en Long Island (Nueva York), según informa la prensa local.

La Corporación de Defensa de los Derechos de los Animales (SPAC) lleva meses dando seguimiento a casos de animales muertos en Long Island, a las afueras de Nueva York, desde gallinas y cabras degolladas hasta perros torturados colgados en ramas de árboles.

“Los abusos a los animales están muy extendidos en Long Island. Ya hemos contabilizados casos en todas las zonas” del condado, dijo al periódico New York Post el director de SPCA en Suffolk (Long Island), Roy Gross.

Otro representante del grupo de defensa de los animales, que el diario identifica como Paul Llobel, sugirió también que algunos de estos incidentes “pueden estar vinculados con ritos religiosos o satánicos”.

El caso más reciente fue un perro de raza pit bull de siete meses que apareció a finales de febrero con signos de tortura colgado de la rama de un árbol y las autoridades no descartan que forme parte de un rito de iniciación satánico, según el Post.

En enero pasado se localizaron tres gallos degollados en un bolsa de basura en Centereach, meses antes la policía de Riverhead encontró a tres cabras degolladas, y en Islip apareció una gallina mutilada con los ojos y la lengua cortadas junto a unas velas.

“Existen diferentes cultos rondado por ahí afuera que interpretan la religión a su manera. Pero tiene que quedar claro que ninguna religión permite la tortura de animales. Es algo que está mal”, afirmó Gross al mismo periódico.

El grupo de defensa de los animales contactó el verano pasado con las fuerzas de seguridad en Long Island, y desde entonces han pedido la colaboración de expertos en ritos satánicos como Marcos Quiñones, autor de “La diosa de la muerte. La Santa Muerte y Satán”.

Las leyes del estado de Nueva York castigan con penas de hasta dos años de cárcel a todo aquel que sea encontrado culpable de haber matado de forma intencionada a animales o mascotas como perros o gatos.