Ringo, el bebé rinoceronte abandonado que volvió a la vida

Conoce la historia de este pequeño que hoy luce feliz y con muchas ganas de vivir

Guía de Regalos

Era el 24 de octubre de 2015 cuando guardias de vida silvestre en Kenia encontraron un pequeño rinoceronte blanco que parecía muerto. Cuando los centinelas del Ol Pejeta Conservancy se acercaron, notaron que el bebé respiraba todavía aunque estaba severamente deshidratado. El rinoceronte estaba enfermo, y por esa condición su madre lo abandonó, como suelen dictar las reglas de la vida salvaje.

Gracias a los cuidados que ha recibido en Ol Pejeta, puedes verlo ejercitándose feliz en el video arriba. Le llamaron Ringo. Los costos de manutención del bebé rinoceronte, que ascienden a unos $600 al mes, han sido soportados por The Nobelity Project, y a través de donaciones que se pueden hacer aquí.

Y aunque nadie cuestiona la impresionante y noble labor que Ol Pejeta ha realizado Ringo, muchas personas han cuestionado en redes sociales la decisión de la organización de devolverlo a su hábitat natural una vez que recupere completamente la salud, pues dudan que el ejemplar pueda sobrevivir después de haber pasado este temporada en cautiverio.

No nos queda más que confiar en la experiencia de Ol Pejeta al cuidado de las especies silvestres africanas. ¡Ah! Y si lo sospechabas, te confirmarmos que se llama Ringo en honor a la labor del exBeatle, Ringo Starr, por conservar a los rinocerontes, que son asesinados únicamente para mutilar su cuerno.