México descarta servir de nuevo como puente aéreo para migrantes cubanos

Se toma la decisión porque hacer lo contrario implica un mensaje confuso para la migración segura y ordenada
México descarta servir de nuevo como puente aéreo para migrantes cubanos
México descarta servir de nuevo como puente aéreo para migrantes cubanos En la imagen, el vicecanciller de Costa Rica, Alejandro Solano.
Foto: EFE

México no servirá de nuevo como puente aéreo para los migrantes cubanos que buscan llegar a Estados Unidos y que se encuentran varados en Centroamérica, como lo hizo a inicios de este año, informó hoy el vicecanciller de Costa Rica, Alejandro Solano.

“Ha quedado clara la firme decisión de México de no establecer una excepcionalidad. No van a permitir una nueva operación de esta naturaleza porque implica un mensaje confuso para la migración segura y ordenada“, declaró Solano, tras terminar en San José una reunión de vicecancilleres y otros representantes gubernamentales de nueve países.

El objetivo de la cita era trabajar en alguna solución a la oleada de cubanos que atraviesa por tierra el continente.

En el primer trimestre del año México sirvió como puente aéreo para que miles de cubanos varados en Costa Rica y Panamá reanudaran su viaje a Estados Unidos ante la negativa de Nicaragua de permitirles el paso por su territorio.

Sin embargo, según Solano, la delegación mexicana expresó hoy que ello fue una medida “excepcional” que no piensa repetir.

“No va a haber un nuevo operativo para trasladarlos a México y la delegación mexicana ha sido muy clara. Panamá tendrá que seguir trabajando en el abordaje del problema hasta que no haya una salida regional”, afirmó el vicecanciller costarricense.

Más de 2,000 cubanos se encuentran en Panamá, pues Costa Rica les exige visa y ninguno de los que están allí califican para obtenerla e ingresar al país, aseveró el vicecanciller.

La reunión de hoy en San José, en la que participaron representantes de Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Estados Unidos, terminó sin solución alguna al problema.

“No hay una solución. La naturaleza de la reunión era encontrar soluciones al problema estructural. No es fácil encontrar soluciones porque es un tema muy complejo”, declaró Solano.

Según el vicecanciller, la reunión sirvió para hacer “una evaluación y un diagnóstico” del problema y la “formulación de propuestas que se estarán trabajando en los foros pertinentes”, de las cuales no dio detalles.

Los países solicitaron a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que estuvo representada en la cita, un estudio normativo “para armonizar las legislaciones” en la región.