Los neoyorquinos demandan el “Derecho a Saber”

Piden al Concejo Municipal de Nueva York que no se tarde en pasar una ley que protege a los individuos de encuentros abusivos y búsquedas ilegales
Los neoyorquinos demandan el “Derecho a Saber”
Cientos de neoyorquinos protestan contra la brutalidad policiaca

Cientos de neoyorquinos, entre ellos estudiantes, líderes de las comunidades de color, y mamás de víctimas de brutalidad policiaca demandaron al Concejo Municipal de Nueva York que no se tardara más en pasar el Right to Know Act o la ley del Derecho de Saber. La ley tiene como fin proteger a los individuos, especialmente de las comunidades de color, de encuentros abusivos y búsquedas ilegales.

En la demostración se encontraba Adilka Timentel, organizadora de Se Hace Camino Nueva York. Timentel ha sido víctima de Stop and Frisk al igual que mucho de los jóvenes con quien ella trabaja. La dominicana piensa que pasar esta ley ayudaría con las relaciones entre las comunidades de color y la Uniformada.

“No hay confianza entre la comunidad y la policía”, dijo. “Tenerle miedo a una persona que se supone que está para ayudarte no funciona.”

En tanto, Ritchie Torres, quien patrocina la ley de identificación, dijo que  “las comunidades han sido obligadas a esperar demasiado tiempo para que se actúe sobre las reformas policiales dentro de la ley del Derecho de Saber,  y mientras tanto los neoyorquinos continúan experimentando encuentros policiales abusivos y búsquedas ilegales”.

Hace un mes, el cartero Glenn Grays fue arrestado mientras estaba trabajando sin que los policías explicaran el motivo de la detención.

“Reformar la manera que la policía interactúa con la comunidad es esencial en la ciudad de Nueva York y nosotros seguimos creyendo que pasar la Ley del Derecho de Saber sería el paso más significativo este Concejo puede tomar para esa reforma”, dijo el miembro del concejo Antonio Reynoso.

Esta ley fue presentada en el Concejo Municipal en Noviembre del 2014. El proyecto está compuesto de dos partes. La primera requiere que los policías se identifiquen y se expliquen antes de detener a alguien y la segunda parte dice que los policías tienen que dar prueba de consentimiento para búsquedas en el que la única base jurídica es el consentimiento de la persona.

Después de dos décadas de tácticas agresivas de parte de la policía, la directora de  la Unión de Libertades Civiles de Nueva York  Donna Lieberman dijo que esta ley es esencial para que crezca la confianza entre los neoyorquinos y la Policía.

“Tragedias como de Eric Garner y  Akai Gurley hacen que sea dolorosamente claro cómo encuentros con la policía pueden derivar en tragedia” , dijo Lieberman