La magia del aceite de oliva

No sólo es ideal para tus ensaladas, se ha vinculado a la prevención de muchas enfermedades
La magia del aceite de oliva
Pilar de la dieta mediterránea, es el completo perfecto para añadir a tus comidas y obtener el mejor provecho de sus propiedades./Shutterstock

Los expertos en el tema nutricional coinciden en afirmar que el aceite de oliva tiene una gran cantidad de beneficios para la salud. De hecho, es considerada una de las grasas más saludables del mundo, y se le ha vinculado a la prevención de muchas enfermedades.

Este aceite vegetal,  obtenido del prensado de aceitunas, varía su calidad de acuerdo al método de extracción que se utilice, como también del uso de químicos en su proceso y otros aceites que pudiesen ser mezclados para ello. El mejor es el extra virgen, el cual es extraído con métodos naturales sin la adición de químicos y se caracteriza por su sabor, pureza y aroma único.

El aceite de oliva más común, es el light o refinado, que es obtenido con la aplicación de calor o solventes, además de ser mezclado con otros tipos de aceite.

Valor nutricional

En 100 g de aceite de oliva extra virgen encontrarás:

  • Gran cantidad de antioxidantes.
  • Omega 3: 0,76 %.
  • Omega 6: 8,7 %.
  • Grasas saturadas: 13,8 %.
  • Grasas monoinsaturadas: 73 % (en su mayoría es ácido oleico).
  • Vitamina E: 72 % de la cantidad diaria recomendada (CDR).
  • Vitamina K: 75 % de la CDR.

 

Es bueno
Asegúrate de usar el extra virgen, que es extraído con métodos naturales y sin químicos./Shutterstock.

¿Qué beneficios te brinda?

El aceite de oliva tiene un gran valor nutricional, y  es el responsable de los beneficios para la salud que te nombraremos aquí:

  • Reduce la inflamación

Contiene oleocantal, el principal responsable de las propiedades antiinflamatorias de este aceite, con efectos parecidos al fármaco ibuprofeno. Por otra parte, el aceite de oliva reduce de igual manera la expresión de las proteínas y genes que intervienen en la inflamación.

  • Protege contra enfermedades cardíacas

Diversos estudios han comprobado que el aceite de oliva reduce en un 30% el riesgo de accidentes cardiovasculares, infartos y muerte. Las razones:

  1. Reduce la presión sanguínea alta.
  2.  Disminuye la inflamación.
  3.  Previene la coagulación.
  4.  Mejora la función endotelial, el tejido que reviste todos los vasos sanguíneos.
  5. Protege al colesterol LDL de la oxidación.
  • Puede combatir el cáncer y el Alzheimer

Es rico en antioxidantes que cumplen la función de proteger al cuerpo contra la oxidación producida por los radicales libres, factor de riesgo del cáncer. También, contiene ácido oleico que combate la oxidación y tiene beneficiosos efectos en genes vinculados al cáncer.

Por otra parte, una investigación ha encontrado que una sustancia encontrada en el aceite de oliva podría colaborar con la eliminación de placas amiloides desarrolladas en el cerebro de los pacientes que padecen Alzheimer.

Sin embargo, aun habiendo pruebas que el aceite de oliva puede combatir el Alzheimer y el cáncer, es necesario comprobar con más investigaciones su efectos sobre el organismo.

¿Es apto para cocinar?

Según la composición del aceite, algunas grasas son más resistentes que otras al calor. Los ácidos grasos están compuestos de dobles enlaces que reaccionan a elevadas temperaturas, oxidándose y haciéndose nocivos para el cuerpo; y mientras mayor sea el número de enlaces dobles, menor será la resistencia al calor y mayor daño oxidativo se tendrá lugar.

Sabido esto, el aceite de oliva es resistente al calor, pues se encuentra compuesto en su mayor parte por ácidos grasos monoinsaturados, que son formados por un único enlace doble. También existen diversas investigaciones científicas que confirman la resistencia del aceite de oliva al calor, y por este motivo, es razonable pensar que el aceite de oliva sea apto para cocinar.

 

 

Por Nutrición Sin Más