La mayoría de hispanos trabaja sin vacaciones ni días de enfermedad pagados

Solo cuatro de cada diez latinos dispone de días de vacaciones y de enfermedad incluidos en el salario. Es, con diferencia, el grupo demográfico más afectado, según un centro de estudios progresista
La mayoría de hispanos trabaja sin vacaciones ni días de enfermedad pagados
El estudio deja claras grandes diferencias entre trabajadores según su origen étnico.
Foto: Getty Images

Hay días en que Santos Montalvo, un puertorriqueño de 47 años, despierta a su esposa a las 4 de la madrugada para que le dé un masaje en la espalda. Es la única manera con la que consigue empezar a cargar maletas a las 6 de la mañana en el aeropuerto de Fort Lauderdale, Florida, donde trabaja. Su empresa no le da días de enfermedad pagados.

Los trabajadores hispanos son los más afectados por la ausencia de días pagados cuando se enferman. De cada 100 empleados latinos, en 2011 solo 38 contaban con esta prestación en su puesto de trabajo, reveló un estudio publicado este martes por Center for American Progress, un grupo de tendencia liberal.

El 57.1% de los empleados estadounidenses puede tomarse uno o varios días de baja médica sin perder su salario (paid sick days), mientras que, si se miran solo a los latinos, el porcentaje se reduce hasta el 38.4% de los casos.

“No esperaba encontrar tanta diferencia entre grupos étnicos y raciales”, dijo una de las autoras del informe, Sarah Jane Glynn.

“El contraste es mucho más fuerte de lo que yo esperaba, especialmente entre empleados latinos. Incluso cuando hablamos de personas con el mismo tipo de trabajo o nivel de estudios, los latinos tienen mucha menos probabilidad de obtener esos beneficios que su colega blanco”, destaca la investigadora. El informe usó datos del Bureau of Labor Stadistics de 2011, los más completos hasta el momento según la autora.

Sin vacaciones pagadas

Santos Montalvo dice que carga entre 275 y 300 maletas al día en los carros que llevan los equipajes al avión. “Al levantarme por la mañana, siento el dolor más fuerte, a veces se me hace difícil caminar de la cama al baño hasta que mi cuerpo se calienta”.

Le duele la cintura, el lumbago y los hombros; el masaje de su esposa con un ungüento de frío-calor le ayuda. Si se complica la situación, va al médico en su día libre. No tiene ni días de enfermedad pagados, ni tampoco vacaciones.

El 44.3% de los trabajadores hispanos contaba con días de vacaciones pagados, casi veinte puntos menos que la media nacional del 60.8%, según el estudio publicado este martes.

Los empleados que menos cobran

La falta de estos beneficios laborales es especialmente severa entre trabajadores con estudios de secundaria o inferiores, entre empleados que cobran por hora, y entre los que se ganan la vida en los servicios, la construcción y el transporte.

También hay grandes diferencias según los salarios. Entre los trabajadores de ingresos más bajos, el 15% tiene acceso a días de enfermedad pagados. Entre los que más cobran, casi el 79% disfrutaban de esta prestación laboral.

“El cuerpo se resiente, pero nos vemos obligados a ir a trabajar”, dice Montalvo, que lleva año y medio trabajando en el aeropuerto.

Hace unos días Edgar se encontró en la misma situación: su jefa le dijo que no podía tomarse las vacaciones que le pedía. Hace 12 años que trabaja en un restaurante de Long Beach, California, sin posibilidad de día de enfermedad o vacaciones pagadas.

En 2012 le operaron de la espalda y arrastra dolores. “Trabajamos muy duro, más que quizás en otros trabajos, y uno se expone a quemaduras y gritos”, explica por email a Univision Noticias este cocinero.

Soluciones políticas

El presidente Barack Obama y grupos progresistas, como Center for American Progress, urgen que los legisladores federales actúen para garantizar la baja médica pagada.

Entidades conservadoras, en cambio, creen que sería una carga económica inasumible para algunas empresas y que incentivaría el absentismo laboral.

Ocho de cada diez estadounidenses defiende los paid sick days, según estudio de 2014 del grupo Public Religion Research Institute. Tres estados (California, Connecticut y Massachusetts) y una veintena de localidades han aprobado medidas para garantizar el salario en los días de enfermedad.